#AUDIODOCUMENTO - CURA DEPRAVADO SEXUAL, EN DOS PARROQUIAS Y EN NÓMINA DE LA DIÓCESIS DE ZARAGOZA


EL RVDO. ENRIQUE ANTONIO ESTER MARIÑOSO

El Delegado de Medios de la Diócesis de Zaragoza, el todavía Reverendo Enrique Antonio Ester Mariñoso de Zaragoza, defecó encima de sus pantalones con el consecuente hedor cuando, tras negar visitar antros de perdición sexual y mazmorras de sadomasoquismo en Zaragoza, su arzobispo Don Manuel Ureña le mostró las fotografías que había obtenido Javier Belda investigando con personalidad falsa Internet. Corría aproximadamente el año 2012.

En este Audio se ven, de parte de un testigo las andanzas sexuales del Reverendo Enrique Ester ya por el año 2014. Tras echarlo sin escándalo Don Manuel Ureña de su parroquia del Sagrado Corazón por el año 2012, fur Enrique Ester promovido a Delegado de Medios de la Archidiócesis de Zaragoza. Estuvo encargado de la Comunicación, a la Diócesis y al Mundo, de la Buena Nueva del Evangelio de Jesucristo. Cuando no escribía, nos cuentan, vivía la vida loca en antros donde la fiesta es el sexo entre hombres. Al año de aterrizar en esta Diócesis, el nuevo arzobispo Vicente Jiménez lo cesó de Delegado de Medios y colocó al Reverendo José Antonio Calvo, del Opus Dei, al que Germán Arana tiene marcado por su odio visceral a la Obra.

A Ureña se lo cargaron con falsas acusaciones, por ejemplo de que quería ordenar a homosexuales. Sin embargo tenemos que en Jaca se acaba de ordenar un joven sacerdote que, como informábamos, tenía novio en Zaragoza anteriormente. Este ahora joven sacerdote no fue querido en el seminario castrense, y tampoco en el seminario de Zaragoza. Aun así estudió para el sacerdocio en la Universidad Eclesiástica de San Dámaso en Madrid, cuyo gran canciller es el cardenal Osoro, y nos cuentan que le ordenó el obispo de Jaca el 20 de agosto de 2020.

Buena lectura.

Jacques Pintor

Copyright @2021 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com, Twitter @jacquesplease 

EN ESTA ENTRADA:
- ANTECEDENTES
- AUDIO TESTIMONIO DE LAS ANDANZAS SEXUALES DEL DELEGADO DE MEDIOS DE LA DIÓCESIS DE ZARAGOZA
- TRANSCRIPCIÓN
- Arana montó una red delictiva, si no criminal
- Solamente el hecho que estuviera enfermo, podría explicar el comportamiento de psicópata de Arana

Antecedentes

Mari Carmen Amador, despedida como notaria diocesana de la Diócesis de Zaragoza, encargó por mandato del Jesuita Arana y el ahora cardenal Omella una trama de recogida de datos que no solamente incluyó el hurto de información privada de la Diócesis de Zaragoza y de terceros, sino grabaciones de diversas personas a las que esta mujer tenía ojeriza, o que ella creía que servirían para engrosar el ignominioso dossier que sirvió, con mentiras, engaños y falsificaciones, para aplastar y echar a Don Manuel Ureña de su cátedra de arzobispo de Zaragoza. Ureña estorbaba a Arana y a Omella. Ambos eclesiásticos tienen todavía procedimientos que dirimir ante la justicia civil.

Ese dossier lo recibió Don Vicente Jiménez al llegar a Zaragoza en 2014, lo que le llevó a decir: "En Zaragoza he perdido mi virginidad". Estamos seguros de que que no era la física, sino su inocencia, a su edad, pobre D Vicente, que llegaba con el encargo de Arana, Omella, Osoro y el papa Francisco de tapar un agujero un tiempito, como ya explicamos en su día.

Todo lo dicho en el párrafo anterior no es novedoso, ha salido ya en la prensa española, y también en Chile, México y Argentina. Sin embargo lo hemos sistematizado y completado en nuestra investigación y por ello hemos sido castigados, insultados, ridiculizados y denunciados. Pero nos acordamos de dos grandes personajes que en el acervo popular español y universal han sido, de entrañable recuerdo, llamados Sancho uno y Alonso el otro, de apellido Quijano y conocido más popularmente por Don Quijote Caballero de la triste figura, y Caballero de los leones. "Ladran, Sancho. Luego, cabalgamos". O, recordará el estimado lector, la estimada lectora, "Con la Iglesia hemos topado".

Con la iglesia, se entiende, de los corruptos, clericales, malvados y carreristas. Con la Iglesia de los Omella y los Arana, cuyas fechorías ya las destapó anteriormente y ampliamente la prensa española. Y es que, señorías, el pus y el cáncer, hay que sacarlo cuanto antes del cuerpo, sino, se lo come.

Audio-testimonio de las andanzas sexuales del Delegado de medios de Comunicación de la Diócesis de Zaragoza

TRANSCRIPCIÓN:

En esta transcripción del Audio de la conversación de un agente de Amador y Ferrer sobre el sacerdote de la Diócesis de Zaragoza Enrique Ester:

1. Yo con ese por ejemplo me fui al ambiente ese, porque sé quién es, sé que le va, y tal, a ver, porque… porque sabía perfectamente que iba a ir a ese sitio…
2. El Ester.
3. Sí, ¡y me presenté un día! Me puse, me peiné, y no sé qué, y el tío, o sea, me vio ¡y cataclonc! Me lo dejé largo y luego te haces un tupé así…
4. Ah vale, vale.
5. Un poco macarrilla, antes iba no con traje sino, más así, en plan macarrilla, jugando, ¡muy macarrilla! Y dije, seguro que se fija en mí. Me vio en la puerta, —“Oyeee!, ¿nos conocemos?”— y dije “Madre mía, ¡Señor, perdóname! —No, no, no nos conocemos de nada. Oye, ¿te quieres tomar una copa conmigo? Y yo digo —¡Venga!— Tres veces, quede con él.
6. Pero bueno, la segunda y la tercera, ya te conocía…
7. Sí, pero que no, a ver, sí que me conocía, no me identificaba de donde era. Y con Enrique Ester ya te digo, llegué hasta su ca- llegué hasta a subir a su casa. El tío quería... —¡Mira!—, le dije, —es que yo soy un poco tradi-di…— pero le eché un morro de campeonato —es que yo soy un poco conservador en estos temas de relación y tal—.
8. Tú, lo dijiste.
9. Sí, sí, yo prefiero ir despacio, porque el tío quería ir ya a lo que…
10. Pero ¿tan lejos llegaste en seguirle la corriente?
11. Sí, sí, sí, sí.
12. Por qué, qué pretendías.
13. Hombre to- todo, todo lo que él me decía o todo lo que podía gravarle, o todo lo que podía… ¡hacernos una foto!, todo se lo pasaba a la Mari Carmen.
14. Y qué interés tenía Mari Carmen en Ester.
15. Pues, ¡quitárselo de enmedio también!
16. No se lo quitó de en medio…
17. Pues claro que no.
18. Hasta dónde llegaste, que él se propusiera.
19. Me invitó a cenar un día, me intentó emborrachar, cosa que no pudo,
20. … en el restaurante…
21. No, en su casa.
22. Y cómo se vistió en casa, se quitó ropa, y tal…
23. . Además era un tío de gimnasio.
24. Pero por ejemplo, se… torso desnudo
25. .
26. Y pantalón corto, o qué.
27. Síí, calzoncillo de este largo.
28. Descalzo.
29. .
30. Y tú vestido.
31. Yo vestido.
32. ¡Joder!, ¡qué estampa!, es que estoy intentando imaginarme la película de Ozores para tirar de ello…
33. ¡La vaquilla!
34. No, Ozores, me encanta, Ozores.
35. Y algún calzoncillo de estos largos de pantaloncillo…
36. De seda, como mínimo, ¿no?
37. …de rallas, y el tío ahí poniéndome, intentando emborrachar…, antes se puso él pedo que yo.
38. ¡Qué fuerte!
39. Y contándome cosas y que no sé qué, y que había tenido un novio…, oye que, y yo siguiéndole la cuerda, siguiéndole la cuerda.
40. Pero él sabía que tú sabias que él es cura.
41. Me decía que era periodista, sí sí. Y el tío, se encaprichó conmigo, ¿eh? Porque me decía —Oye vámonos de viaje por ahí, a la Tosca- aaaallllll… esto que está en Francia, de los enamorados, la costa dorada es, ooo Nimes o por ahí…
42. Costa Azul, ¿no?
43. ¡Eso! La costa azul.
44. Cote d’ Azur.
45. Y decía de irnos por ahí, pero se había enchochado pero… y quería que fuéramos ahí, de vacaciones, pero este tío está locoooo, ¡pero enchochado perdido!, pero como si fuera un adolescente, ¿eh?
46. No es difícil creer eso, sí, por eso lo que más indigna de todo el tema es el agravio comparativo. Acusas a… por ejemplo, una clase de 35 chavales en un colegio, uno que…. ESTUDIO EN SILENCIO , TODOS, DIEZ MINUTOS, y uno hace ¡achú! —castigado a casa una semana— y el otro en cambio está escuchando música y a ese no le hacen nada. —¡Profesor!—, es decir, es un agravio comparativo, ¿no? ¿Eh? [agravio comparativo por la secularización de Barco sin acusación, ni procedimiento, ni derecho a ser oído, ni incorporación de documentos en el expediente] entonces… es lo que ha pasado aquí, es lo que indigna, y, eso demuestra a todas luces que hay una inquina y un odio a… ¡a que!, ¡a que!, a la misa tradicional,
47. Sí.
48. … a Ureña, a Barco, al estilo de Barco de, así, que le gusta a la liturgia, un altar, un órgano, al estilo de Ureña, una personalidad como si fuera un poco César, al estilo de… pero eso son rasgos humanos, de cada uno, ¿vale?

Arana montó una red delictiva, si no criminal

En Zaragoza, Germán Arana utilizó a un joven resentido por no ser admitido en el sacerdocio, y a hasta 20 personas que fabricarían informaciones falsas a base de anónimos, wasaps, grabaciones etc. mandados a los periódicos y presuntamente recompensadas por Arana con pagos para cursos y viajes, o recolocaciones, según testigos directos. Sin embargo estas personas no forman parte del documento informativo que heredó Don Vicente Jiménez al llegar a Zaragoza para estar al día de lo ocurrido. Don Vicente Jiménez, cuentan, dice que no lo leyó. Pero otros afirman que sí que lo leyó, y en palabras del mismo D. Vicente Jiménez, se dice que comentó,

“en Zaragoza he perdido la virginidad”.

Lo más chocante de todo ello en esta trama salvaje es que si se quería acusar a alguien, se decía de él que era homosexual, mientras que los 20 supuestos informantes de Arana estaban integrados en su mayoría por homosexuales que no habían llegado al sacerdocio y alguno que sí y que lo ejerce actualmente. Algunos de ellos hijos, espirituales esta vez, del sacerdote secularizado y ahora en cohabitación con su novio, Amadeo Elcoso, mientras fue presuntamente encubierto por su obispo Juan José Omella en su día y presuntamente por alguna persona del Opus Dei en esa diócesis de Barbastro-Monzón en tiempos en que Omella era el Obispo.

El mismo exdiácono homosexual Daniel Peruga, autor de las acusaciones contra el “cura de Épila” Miguel Ángel Barco, fue un hijo espiritual del párroco de Monzón Amadeo Elcoso; Elcoso a su vez estaba enamorado y perseguía sexualmente al hermano de Daniel Peruga.

También son hijos espirituales de Amadeo Elcoso el actual arzobispo de Zaragoza, Carlos Escribano, el obispo de Kazajistán, José Luis Mumbiela, y el reverendo Sergio Martínez, que sigue ejerciendo su ministerio en Zaragoza aun habiendo tenido un desliz amoroso cuyo fruto fue una hija en Binéfar.

Contrasta esto y no poco con la persecución de Barco por una hija que no era suya.

Solamente el hecho que estuviera enfermo podría explicar el comportamiento de psicópata de Arana

Como explicábamos en el libro primero de la colección "Complot de Poder en la Iglesia Española", una fuente curial romana me contaba en primera persona:

«Arana monta cursos de estudios en Salamanca sobre psiquiatría pastoral. Es jesuita, básicamente. De cara afuera, ok. [Sin embargo] erra gravemente, lo que ha hecho con Francisco en Chile, él solo, un soberbio, ecco. Cualquier caso de un sacerdote que crea problemas a un obispo acaba en Arana. Da ejercicios espirituales a los obispos allá en España. Arana es un hombre que conoce al cardenal Omella por el cardenal Stella. Arana es traído a la Academia Eclesiástica invitado por el cardenal Stella, es un hábil manipulador. En la Academia Eclesiástica ciertamente tienes que hablar con Arana, ecco. Se salta y viola el fuero interno de las personas. El fuero sacramental es el de la confesión, sin embargo, violar el fuero interno de conciencia no se hace nunca tampoco. Arana es un sinvergüenza de mucha categoría. Un cura de España tiene un problema, va a la nunciatura de España y el nuncio dice: “¡al padre Arana!” ».

TAMBIÉN TE INTERESA:

AUDIODOCUMENTO - "AMADOR FALSIFICÓ MI FIRMA Y PUSO DENUNCIAS CON ELLA"

EN PRÓXIMAS ENTRADAS
- LOS QUE DESECHARON A BARCO O LE DESPRECIARON DIRECTAMENTE, MANUEL ALMOR Y VICENTE JIMÉNEZ ZAMORA, AUPARON Y PROMOVIERON AL DEPRAVADO SEXUAL ENRIQUE ESTER
- LISTA DE LOS DIEZ CURAS ESPIADOS DE AMADOR, UNO AL MENOS, DEL OPUS DEI
- El cardenal Cañizares echó una mano a Omella y a Don Vicente en la trama que llevó a la expulsión del Arzobispo Ureña. Daremos detalles de su pequeña contribución.

COMENTA Y PARTICIPA EN LA CONVERSACIÓN EN


TWITTER - pincha en el pajarito para piar

____________________________


Puedes pedir el TERCER volumen de la obra en este enlace. Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular.