ODIO A LA MISA TRADICIONAL. DESTRUCCIÓN DE LA COMUNIÓN CATÓLICA EN ZARAGOZA (II)


Monseñor Ureña y el Rvdo. Barco en Épila. Asistieron 1.200 personas

En una Entrada anterior contábamos la inquina que existe entre una de las partes en que se encuentra rota la Diócesis de Zaragoza contra la Misa Tradicional que la Iglesia aprueba, bendice, y custodia. Explicábamos cómo no solamente la celebración de la Misa Tradicional está perseguida en la Diócesis de Zaragoza por vía de desprecio y maledicencia contra los que quieren asistir a esa forma de celebración de la liturgia, sino que fue uno de los motivos de perseguir y aplastar al anterior Arzobispo de Zaragoza Don Manuel Ureña.

Jacques Pintor

Copyright @2020 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com, Twitter @jacquesplease

EN ESTA ENTRADA:  
- El Arzobispo Vicente Jiménez niega la renovación del permiso para la Misa Tradicional 
- La Carta al Superior de la FS de San Pio X

El Arzobispo Vicente Jiménez niega la renovación del permiso para la Misa Tradicional

Monseñor Vicente Jiménez anunció en una carta de 18 de diciembre de 2019 al Superior de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X en España, que no les renovaba el permiso que tenían para celebrar la misa tradicional en la parroquia de Calaceite, concedido por Don Manuel Ureña. Pero fue incluso más allá: por si había dudas, les anunciaba en la misma carta que la prohibía y daba instrucciones de no permitirla en ningún sitio. Y ello, según el Arzobispo soriano, para proteger la Comunión de la Diócesis.

El texto de la carta reza,

"He recibido su atento escrito, de fecha 13 de diciembre de 2019, en el que me solicita renovar el permiso para la celebración de la Santa Misa según la forma extraordinaria, que concedió de viva voz mi antecesor, Mons. Manuel Ureña, por medio del sacerdote D. Waldir Consuega, antiguo párroco de Calaceite. En contestación a dicho escrito, le comunico lo siguiente:
1. No tenía hasta ahora conocimiento del tema. 2. No renuevo el permiso, porque me consta que en Calaceite no hay número suficiente para celebrar la Santa Misa en forma extraordinaria. Los participantes pertenecen a otras parroquias que no son de la Diócesis de Zaragoza. Además no es conveniente para la plena comunión de la comunidad parroquial de Calaceite. 3. Con esta misma fecha, envío copia de esta carta al actual párroco, Rvdo. D. Arturo Hollman Ladino Gutiérrez, para que no autorice al P. José Mª Jiménez, Encargado de la Región de Cataluña y Aragón, la celebración en ninguna de las parroquias, que tiene confiadas a su cuidado pastoral".

PUEDE TAMBIÉN INTERESARTE:  
- LA DESTRUCCIÓN DE LA COMUNIÓN CATÓLICA EN ZARAGOZA. (I) LA GÉNESIS DEL ODIO

__________________________


Puedes pedir el libro en este enlace. Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular.