top of page

OMELLA. YO TE ACUSO. UNAS CUANTAS PREGUNTAS QUE EL CARDENAL DEBE CONTESTAR



"Quien pertenece a la verdad, jamás será esclavo de algún poder, sino que siempre sabrá servir libremente a los hermanos.” BENEDICTO XVI

Tras tiempo de seguir sobre la pista en Chile del oscuro jesuita español Germán Arana, el periodista colegiado español Jordi Picazo se unió a nuestro equipo aportando datos de inmenso valor sobre las andanzas de este religioso en España, mentor del papa Francisco y del cardenal Omella. Desde el año 2020, Picazo ha aportado a nuestro equipo JacquesPintor.com una colección ingente de pruebas sobre la corrupción de estos personajes.

Esta Entrada refleja solamente algunas de las preguntas que resumen las actuaciones del cardenal Omella en España en los últimos años y que nos servían y sirven de pauta de trabajo, preguntas nunca contestadas or el cardenal Omella directamente. Aquí las reproducimos. Son preguntas que el cardenal debe contestar. Pero Omella no puede, pues le llevarían directamente a la condena en cualquier tribunal canónico o civil de las naciones civilizadas. El lector juzgue. Buena lectura.

Jacques Pintor

Copyright @2023 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com Twitter @jacquesplease.

EN ESTA ENTRADA:
1. Veinte preguntas al cardenal Omella

VEINTE PREGUNTAS PARA EL CARDENAL OMELLA

Usted admitió en conversación telefónica con Jordi Picazo la existencia bajo custodia de las pruebas de pederastia de la Casa de Santiago en la parroquia de Santa María Reina, en el barrio de Pedralbes, en Barcelona.

1.- ¿Qué medidas se van a tomar para sacar a la luz las pruebas -recortadas hasta ahora por la arquidiócesis de Barcelona siempre que se han ido mandando a Roma, la última vez poco antes de la crisis del COVID19-, de los actos de pederastia prerpetrados por diáconos de Barcelona en el caso conocido como de la Casa de Santiago, para que todo el mundo las conozca, para ponerlas sobre la mesa del Santo Padre, y para buscar una justificación de este retraso por una ocultación que ha durado décadas y por el que usted mismo ha sido denunciado como ocultador por el rotativo español "El País"?

Recientemente acudió usted por sorpresa y con testigos a la parroquia basílica de Santa María Reina en Barcelona, para cesar repentinamente sin aviso, y con acusaciones muy graves a su rector monseñor Jaume González-Agàpito. Usted ya llevaba tiempo realizando alguna que otra indagación y había visitado la parroquia del susodicho monseñor para averiguar si se guardaba copia de las pruebas del terrible caso de pederastia que le pone a usted en un grave aprieto por haber personalmente consentido en la ocultación de dichas pruebas, cuyo fantasma todavía planea sobre la diócesis que ahora rige Usted -el fantasma criminal de la extinta «Casa de Santiago»- creado inicialmente como seminario para vocaciones tardías y que se convirtió en una plataforma clerical de sexo libre entre menores y diáconos.

 2.- ¿De qué manera quedará Usted comprometido personalmente, y su carrera eclesiástica, la existencia de esta pruebas completas y manuscritas por víctimas de la pederastia en la Casa de Santiago, en teoría extintas hace décadas; y de qué manera comprometen al ahora arzobispo emérito, el cardenal Lluís Martínez-Sistach, y a los cardenales Narcís Jubany y Ricard Maria Carles? 

En el seno de la Iglesia Católica un caso de pederastia como este no prescribe.

3.- ¿Va a re abrirse el caso de pederastia de la llamada "Casa de Santiago", dado que los sacerdotes culpables de tan horrendos crímenes se ordenaron contra las promesas del entonces cardenal Jubany, y por influencia directa y única del ahora arzobispo emérito, el cardenal Martínez-Sistach, comp explica detalladamente monseñor González Agápito [sección 2 del artículo en este enlace]?

Usted ha accedido a los puestos de más responsabilidad en la Iglesia Católica, pasando a ser, como usted mismo explica, de "obispo de provincias" a miembro de la Judicatura de la Iglesia Católica (equivalente al Tribunal Supremo del Estado Vaticano), siendo antes nombrado arzobispo, creado cardenal y nombrado miembro de la Congregación de Obispos del Vaticano sin tener formación específica ni experiencia personal proporcional para estos cargos, ni la suficiente formación en derecho civil ni canónico, como usted mismo ha reflexionado ante los medios. Y recientemente ha sido nombrado miembro del grupo esmecial de cardenales asesores del papa. Este ascenso meteórico le ha llevado solamente desde diciembre del 2016 hasta avanzado el 2018, menos de dos años. Y como colofón este mismo año 2023 ha sido hecho usted miembro del Consejo especial de Cardenales del Papa Francisco.

4.- ¿Es tal vez por el hecho que fue gracias al predecesor de usted —el ahora arzobispo emérito cardenal Martínez-Sistach— que estos pederastas y ahora sacerdotes —Cané y Salvans— implicados en estos crímenes de abusos siguen en activo, que usted no desea que se investiguen los casos de pederastia en la Iglesia Católica en España, contra lo que manifestó vehementemente antes de convertirse en adalid de la investigación a pesar de estar Usted señalado por los grandes Medios de Comunicación? 

El Papa Francisco les advierte a ustedes, obispos y cardenales, contra sus conductas clericales. El mismo número uno del Vaticano en la investigación de los casos de pederastia en la Iglesia universal acaba de dimitir por falta de transparencia en los procedimientos, como cuenta él mismo.

5.- ¿Cómo puede explicarse todo lo ocurrido si no es por tráfico de influencias clericales?  ¿Cómo puede el pueblo de Dios creer en ustedes si parece que hacen exactamente lo contrario de lo que predican? 

Según lo que la gente común admite en el entorno de la iglesia de Barcelona, el ahora capo ufficio de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Jordi Bertomeu, accedió al puesto que ahora ocupa en la curia vaticana como pago de un favor que hizo a un obispo que junto a él se vio implicado en un accidente de coche. El favor permitió que ese obispo no fuera multado en el contexto de un accidente de circulación en circunstancias de consumo de alcohol más allá del tolerado al volante.

6.- Ha influído a la hora de ocultar estas pruebas de pederastia, el hecho de que Usted ejerza una ascendencia turbia en sus orígenes sobre el famoso oficial de la oficina de «Delicta Graviora» -o «Crímenes Graves»- en el seno de la Congregación Para la Doctrina de la Fe, Monseñor Jordi Bertomeu?

7.- ¿ Provocaría esta ascendencia que ejerce Usted sobre monseñor Jordi Bertomeu y el control práctico que ella conlleva de Usted sobre él, que Bertomeu le debiera a usted obediencia ab oculto, y que se hubieran distraído o destruido las pruebas de la Casa de Santiago, hasta este momento en que han vuelto a aparecer guardadas por monseñor González-Agápito y le tienen a usted nervioso?

La asociación que fundaron los diáconos pederastas Cané y Salvans —ahora sacerdotes gracias al arzobispo emérito Lluís Martínez-Sistach— y que fue paraguas de estos crímenes horrendos está todavía activa con estatus civil y oficina en Madrid.

8.- ¿No le preocupa a Usted esto, ya que esta asociación, Nous Camins o Nuevos Caminos no esconde su origen en la diócesis de Barcelona y en la asociación fundada por unos diáconos criminales, que aparecen en los medios, son celebrados por sus acciones en lugares donde no les conocen, etc.?

9.- ¿Cree usted que puede afectarle en su carrera el hecho que usted ocultó durante años el acoso sexual al que un sacerdote bajo su jurisdicción en la Diócesis de Barbastro-Monzón sometía a jóvenes varones —y que después siguió ocultando su sucesor de usted, monseñor Alfonso Milián (+) al mando de esa diócesis—, cuando se clarifiquen los hechos y se diriman las responsabilidades civiles, eclesiásticas y penales?

Dos años antes de ser elegido Usted presidente de los obispos españoles, el diario «El País» le acusaba en la prensa escrita de ser usted uno de los 11 obispos que ocultaron crímenes de abusos sexuales [en la sección 1 de este artículo] por parte del clero. Su nombre figura todavía en la lista de ocultadores. El papa ha recibido ese trabajo, informe y lista, y ha leído en ella su nombre.

10.- ¿Sería ajustado a la realidad decir que se apoyó usted en la posverdad como Poncio Pilatos para aceptar el puesto de presidente del episcopado español y el apodo de «hombre del Papa» en España, confiando en que con el paso del tiempo la gente se olvida, y especialmente los medios cuando no acumulan ya las visitas a noticias tan repetidas?

11.- ¿No le produce, aunque sea un poco, pudor o tal vez vergüenza este posible sacrilegio sobre la figura del Vicario de Cristo que implica la utilización de la persona de Jorge Bergoglio para lo que parecerían los intereses personales de usted?

12.- ¿Se siente usted impune? O, tal vez, se ha sentido impune hasta ahora, y quedando usted bastante expuesto en estos momentos ante el Pueblo de CatalUña ha hecho que el Papa le acoja en el Consejo de Cardenales para apartarle de la justicia española o europea si estas decidieran actuar contra usted por una colección de posibles delitos y crímenes contra los Derechos Humanos, empezando por el caso Ureña y el caso Barco? Parece que Francisco ya acogió de modo parecido a monseñor Gustavo Zanchetta, al cardenal Stella, al masón Vito Pinto y al cardenal Madariaga, como expuso la prensa internacional.

El libro y la investigación del sociólogo homosexual francés François Martel, «Sodoma», retrata la homosexualidad de la curia vaticana con una estimación de más del 95% de homosexuales en sus filas. En el mismo libro, su autor ataca directamente a la curia Española, salvándose usted de ello casi en exclusiva cuando Martel viaja a España y se ocupa de la corrupción de los eclesiásticos españoles, señalando a capricho quiénes para él no son dignos eclesiásticos. De hecho, usted recibió a Martel en su propio despacho en su palacio episcopal en Barcelona.

El libro de Martel, que llevó 4 años según el mismo autor explica, más el trabajo de 80 investigadores; se publicó un año antes de su elección como presidente de la Conferencia Episcopal Española, elección esta contra todo pronóstico excepto por el apoyo mediático de los mismos que actuaron de mecenas de Martel. Actuaron de mecenas de Martel en su periplo por España el padre Ángel, José Manuel Vidal, Jesús Bastante y el entorno de la publicación modernista liberal Religion Digital. Este mismo portal digital es el que ahora sirve de portavoz oficioso al tribunal canónico ilegal contra un laico, elegido por usted a dedo, y entre cuyos miembros figuran personas que le deben a usted favores: el episcopado, José Antonio Satué, y el Rectorado de la Universidad de Salamanca, Myriam Cortés.

13.- ¿Se prestó usted a ser entrevistado por Martel, sin fecha especificada en el libro, con el fin de ser auspiciado como el hombre del papa en España como parte de una campaña para aupar su candidatura a la presidencia de la CEE? 

Usted ha sacado partido de su cercanía al jesuita Germán Arana —todavía encausado ante la justicia civil española— y al ex arzobispo de Buenos Aires, ahora Francisco. Arana le ha reportado a Francisco la mayor vergüenza y humillación posible con los casos de la Diócesis de Osorno en Chile y otros, pero el jesuita sigue teniendo un enorme poder decisorio sobre la Iglesia española en el Vaticano. Y una sorprendente impunidad. Y es el hombre en la sombra en el caso del tribunal ilegal que usted ha constituido contra un miembro del Opus Dei y contra la misma Prelatura Personal. Este caso, por la ilegalidad del tribunal de su elección que ha hecho usted ratificar al Papa, está llamado a ser el mazo que acabe con cualquier viso de credibilidad internacional de Jorge Bergoglio.

Usted, aun señalado como ocultador de abusos sexuales en 2019 y ahora, eludiendo las investigaciones en las que se le señala con el dedo, ha subido hasta la cúspide de la jerarquía de la Iglesia Católica en el Vaticano, le decía.

14.- ¿Participó Germán Arana en el informe elaborado para Martel y presentado en formato libro, que ayudó a la campaña para que usted fuera elegido presidente de los obispos en España? ¿Por qué motivo, exactamente, Usted y Germán Arana llevaron desde 2014 conjuntamente la campaña contra el Arzobispo de Zaragoza para aplastarle, y la Operación Opus Dei que todavía dura? ¿Qué les une, exactamente, a Usted y al jesuita Arana? ¿Tienen Ustedes encomendado por Bergoglio el trabajo que se arrogan de reformar la iglesia española, o tal vez incluso la Iglesia universal?

15.- ¿A usted le gustaría ser Papa, como afirma en una entrevista mía el cardenal Müller?

Usted defiende el silencio como la mejor estrategia en casos de crisis. Eso nos contaba en el arzobispado de Barcelona, y relató Jordi Picazo en una crónica para los Medios. Al margen de que eso es un error en el área de la comunicación institucional,

16.- ¿Tiene algo que aportar aparte de su proverbial silencio, silencio que otorga, que justifique este panorama incomprensible de caos generalizado en la Iglesia Católica en España?

17.- ¿Cuál es la explicación y el objetivo de su carrera meteórica, si Usted no ha publicado ni dicho nunca nada que sea en servicio de la institución a la que sirve, la Iglesia Católica, y cuando sus discursos se los redactaba Emilio Mosteo y utiliza Usted cuentos étnicos para el contenido de sus homilías?

Usted está cobijando en su diócesis —después que le aupara su predecesor el cardenal Lluís Martínez-Sistach—, a un sacerdote que ha sido señalado en la prensa de violar a una niña de su parroquia en Guinea Ecuatorial. También mantiene usted en el directorio de su diócesis a un sacerdote que ha colgado los hábitos y ha mantenido una relación sexual con una mujer en su parroquia, sacerdote protegido de Martínez-Sistach, Álex Notó.

En otro orden de cosas, monseñor Ureña ex arzobispo de Zaragoza había sido atacado con ayuda de los medios independentistas de Cataluña por el predecesor de Usted —el cardenal Martínez-Sistach— en Barcelona en 2004, para que Ureña no fuera elegido arzobispo de Barcelona, como sí lo había previsto la Conferencia Episcopal y el Papa; más tarde, monseñor Ureña fue una vez más atacado, esta vez por usted y Arana en 2008 para expulsarle de la Diócesis de Zaragoza, y fue finalmente defenestrado como resultado del complot de Usted y el jesuita Arana en 2014. Posteriormente, al cabo de 7 años y con pruebas falsas, Usted fue el intermediario único y necesario, y propiciador de la secularización del sacerdote Miguel Ángel Barco. El objetivo final de esta acción era remachar el aplastamiento de índole político que Usted propinó a monseñor Ureña por ambición personal.

18.- ¿cómo puede el pueblo fiel de la Iglesia Católica creerle en cualquier cosa que diga Usted cuando 
    1) seculariza usted a un cura (Miguel Ángel Barco) con pruebas falsas que aporta otro obispo 7 años después (monseñor Jesús Catalá) de ser probadas falsas. Pruebas de una paternidad falsa contra la cual se habían repetido las pruebas biológicas que una vez más invalidan esas acusaciones y que la archidiócesis competente había firmado ante notario como aceptadas 
     2) y cuando usted por su acción o su omisión ha evitado o evita que unos autores de abusos no sean desprovistos de su condición de sacerdotes —léase el Rvdo. Cané y el Rvdo. Salvans por su omisión, o bien el Rvdo Amadeo Elcoso, ex miembro del Opus Dei y acosador sexual, ahora amancebado con un hombre, o no investiga la acusación de violar a una niña contra el sacerdote de su diócesis Longinos? ¿No es eso incompatible con que el mismo ex obispo adúltero de Solsona retenga su condición de sacerdote habiendo engendrado mellizos de una madre divorciada a la que él mismo atendió pastoralmente? 

Usted dejó que un actor porno actuara en una asociación canónica de la Diócesis de Barcelona ante niños, en la ciudad de Mataró —habiendo vetado el acto el mismo consiliario de esa asociación, el reverendo Mira—. Se da el hecho que ese actor porno posteriormente ha quedado incriminado por homicidio en un caso de sexo y drogas. Se da también el caso que usted ha atacado y amenazando al laico que se quejó ante usted en su despacho de este caso. Ante su silencio, el laico llevó el caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe, y Usted le calumnió, difamó y amenazó.

19.- ¿Se arrepiente, ahora que puede analizarlo con perspectiva? ¿Pedirá Usted perdón?

20.- ¿Se ha planteado usted dimitir (como hizo el ex arzobispo de París Aupetit) por haberse hecho públicos los comportamientos de usted contrarios al "compliance" de la Iglesia Católica, a los dictados del Papa Francisco y a las leyes españolas y los Derechos Humanos? ¿No calificaría su mera persistencia en mantener sus cargos -de arzobispo cardenal, juez y consejero del papa Francisco- de insulto al pueblo de Dios y de blasfemia sacrílega? 

Yo le acuso. Amén.

 

Se puede adquirir ya el nuevo libro de nuestro colaborador Jordi Picazo, periodista colegiado en Reino Unido y en España. En abril, 40 % de descuento durante el mes del libro.


COMENTA Y PARTICIPA EN LA CONVERSACIÓN EN

TWITTER - pincha en el pajarito para piar

DONAR A TRAVÉS DE PAYPAL Puedes querer considerar hacer un Donativo. Desde 1, a través del botón de Paypal más abajo. Los gastos para sostener la página WEB son cuantiosos, e incluyen el servicio jurídico para defender este trabajo de las querellas que interpongan aquellas personas que denunciamos en esta investigación colegiada, de cuyo archivo por parte de la Justicia en favor del periodismo libre iremos dando buena cuenta.

Comments


LAST ENTRIES

  • Facebook
  • Pinterest
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page