"TENDIENDO" PUENTES. LÍNEA OMELLA-ARANA-CHICA. EL "ZARAGOZAGATE"

Actualizado: mar 17


El sacerdote de la Diócesis de Jaén Fernando Chica Arellano, natural de Mengíbar, ha sido nombrado por el Papa Francisco prelado de honor de Su Santidad

#SEGUNDA FASE - Ofrecemos en esta Entrega única todo lo referente a Monseñor Fernando Chica, como ya hicimos con el cardenal Omella y el padre jesuita Germán Arana en relación a la trama de poder conspiratorio para defenestrar al arzobispo de Zaragoza Don Manuel Ureña Pastor. Ya habíamos destacado en nuestro libro Complot de Poder en la Iglesia Española (enlazado más abajo en esta Entrada) que Monseñor Fernando Chica había sido un colaborador necesario. ¡Buena lectura!


Jacques Pintor, periodista Copyright @2020 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor.

PARA APORTACIÓN DE INFO O DATOS, O UNA CORRECCIÓN, puedes escribir a jacquespintor@gmail.com


Fernando Chica, colaborador necesario

Su primer puesto como diplomático fue en 2002, tras salir de la Academia Eclesiástica o "fábrica de nuncios" del Vaticano, y se desempeñó como secretario del ahora cardenal Beniamino Stella, que era en ese momento Nuncio Apostólico en Colombia. Pasó posteriormente a jefe de la sección española de la Secretaria de Estado del Vaticano, y de ahí combinó poco después ese puesto con el nuevo puesto creado a su medida para volver al lado del cardenal Stella: "asistente del Presidente de la Academia Eclesiástica), Beniamino Stella que ya era presidente de la Academia desde octubre del 2007 y lo fue hasta hasta setiembre del 2013, 6 meses después de ser elegido Jorge Bergoglio como Papa Francisco. Recordemos que fue mentor de Francisco y que ahora le ha puenteado, por aquello de tender puentes que repite Francisco. Pero Stella ha puenteado a Francisco dándole la mitad de la información en esta trama mafiosa del Zaragozagate.

En febrero de 2015 Monseñor Fernando Chica es nombrado observador en la FAO. Para una persona que no es obispo ni arzobispo, ser nombrado observador permanente en la FAO se considera realmente un castigo, que bien pudiera ser compensado ahora con el arzobispado de Zaragoza para Monseñor Fernando Chica, lo que a ojos de algunos prelados españoles sería un auténtico desastre. Así el Triplete Chica-Arana-Omella constituiría un Trium Puerorum que a coro puentearían una vez más a los obispos españoles, siendo el cardenal Omella intimo del arzobispo independentista de Tarragona Monseñor Planellas, primado de las sedes episcopales catalanas.

Según la revista de los obispos españoles, Revista Ecclesia en este articulo aquí, Monseñor Fernando Chica tiene rango de consejero de nunciatura, lo que sería el perfecto complemento para Germán Arana y Juan José Omella, estos dos últimos imputados ante tribunales civiles españoles a día de hoy por presuntos delitos varios contra el honor y la verdad.


Fernando Chica participa en el Complot de Poder oculto contra la Iglesia Española

Así, lo que sigue son los párrafos que aparecen en el Libro y que mencionan la actividad oculta a sus mismos superiores llevada a cabo por Monseñor Fernando Chica:


"Más tarde y siempre durante esta campaña en la Operación Zaragoza el cardenal Stella creó un puesto que no existía, a medida para Fernando Chica: asesor del presidente de la Academia Eclesiástica.


Mi fuente romana me explicaba,

«Fernando Chica colaborará en calidad de agregado a la Trama por su amistad con Germán Arana en la operación contra Monseñor Ureña, y lo hace sin que lo sepan sus superiores. Por ello es trasladado a la FAO. En España había sido vetado por Monseñor Rouco-Varela, por lo que tenía muchos puntos para ser Nuncio en este momento. El cardenal Stella, todavía presidente de la Academia Eclesiástica, se lo lleva con él a la Academia, tiene además un cargo importante en la Secretaría de Estado, era allí jefe de la sección española y Stella crea para él el cargo de asistente al presidente. El cardenal Stella es el correo. Las cartas ofrecidas por Germán Arana, confeccionadas por éste con informaciones aportadas por los espías de Arana en el interior de los despachos del arzobispado de Zaragoza, le llegan al Papa Francisco a través de Stella.
«Stella tiene posteriormente una reunión con Arana. El catalizador de esta reunión es Monseñor Elías Yanes. Arana está puesto donde está por Monseñor Elías. Arana tiene un encuentro secreto con Elías Yanes y con Stella en la curia generalicia de los jesuitas en Borgo del Sancto Espíritu a unos 8 minutos caminando de la Plaza de San Pedro en el Vaticano. Monseñor Fernando Chica es el puente, quiere devenir obispo, sabe que mejor es desaparecer de la vista de todos, como Stella, que quiere ser Papa. Ecco, Stella quiere ser Papa, y también Omella, ecco. Pero los señores cardenales saben que Omella es de inteligencia limitada, como se dice, tonto. Chica no aparecía nunca en la audiencia de los miércoles, de eso depende su nombramiento como obispo. Un día baja, y el Papa al finalizar se lo lleva a desayunar y él va. ¡Qué error grande, madre mía!, todos sus condiscípulos de la Academia saben que Chica ha violado el protocolo y su cabeza directa es Parolín y cuando sale a la luz todo ello, Fernando Chica pierde el favor de sus hermanos. ¡A la FAO, qué tristeza!, sin ser arzobispo ni obispo»".

PÁG. 66:

"Como ya sabe el lector, la carta de Amador al Papa Francisco formaba parte de los informes pedidos por el Papa por sugerencia de Germán Arana y el cardenal Omella. Amador había entregado esos informes a Fernando Chica en el Vaticano, mientras que Ferrer lo hizo a través de Arana, como ellos han contado delante de testigos entre los que me encontraba presente. El Ministerio Fiscal y la Defensa de los acusados coincidieron en destacar el caos organizativo de la diócesis de Zaragoza en cuanto a su contabilidad".


PÁG. 84:

"El ex diácono Daniel Peruga cuenta en una carta de 9 folios supuestamente entregada por Peruga al ex vicario judicial Roberto Ferrer -aunque redactada por la ex notaria Amador en las condiciones que hemos expuesto anteriormente- que Amadeo Elcoso le marcó en su juventud. Esa carta, de septiembre de 2014, fue entregada por el ex vicario judicial Roberto Ferrer a Germán Arana, y Arana la hizo llegar al Papa Francisco a través de Monseñor Fernando Chica. La carta carece de firma y nunca fue reconocida por Peruga, a pesar de ser explícita en detalles concretos de la vida del ex diácono".


PÁG. 95:

"Una vez más, la información deficiente que hicieron llegar los espías de Arana y Omella al Papa a través de Arana y Fernando Chica provocó que el Papa Francisco dimitiera a Ureña por “sobornar” al diácono para que abandonara su ministerio".

___________________________________________


Puedes pedir el libro en este enlace. Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular.