Mons CHICA CONTRIBUYÓ A LA TRAGEDIA DE ZARAGOZA - TURBIO IDILIO DE CHICA CON ZARAGOZA (I)

Actualizado: jun 28


Monseñor Fernando Chica Arellano, en una foto de 2016

Iniciamos con esta Entrada una serie de artículos en los que ofrecemos de nuevo y de manera más cómoda los Documentos varios que muestran la implicación de Mons. Fernando Chica de manera gratuita en el Complot de poder para destronar a Don Manuel Ureña. Fernando Chica no recibió ninguna indicación de su superior en la Secretaría de Estado, donde trabaja. Menos todavía del Papa Francisco.

Jacques Pintor

Copyright @2020 JACQUESPINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor - Para aportar información, puedes escribir a jacquespintor@gmail.com

EN ESTA ENTRADA:
*** RE VISITAMOS: CARTA DE ARANA A PAPA/ CARTA DE YANES A PAPA/ WASAPS DE ARANA-AMADOR-FERRER/ AUDIO EN QUE AMADOR Y FERRER EXPLICAN LA INTERVENCIÓN DE CHICA *** Y,

- Mons.Fernando Chica contribuyó a la tragedia de Zaragoza
- El arzobispo de Zaragoza denuncia una "trama" para "derrocar" la diócesis
- Monseñor Fernando chica fue intermediario en un tráfico de información que humilló al Papa Francisco
- La información compilada por los espías Antonio Más, Ferrer y Amador se entregaba a Fernando Chica
- Audio en que Amador y Ferrer cuentan el camino de la información hasta Chica

Mons. Fernando Chica contribuyó a la tragedia de Zaragoza

Sería letal para Zaragoza la llegada de monseñor Fernando Chica, ante una diócesis dividida y sangrante. Mostraremos en estas páginas cómo el jesuita Germán Arana junto al cardenal Omella dirigen la trama brutal para expulsar al arzobispo inocente monseñor Ureña en 2014 utilizando el nombre del Papa Francisco como garante, y la colaboración esencial de monseñor Fernando Chica.

Por indicación del todopoderoso cardenal Stella puentea el protocolo y hace de "tonto útil" pasando una información que es parte de una conspiración de poder. Esta es nuestra tesis, hasta que alguien demuestre lo contrario.

Decía una persona conocedora del estado de la religión en España, que esta inminente llegada según los rumores, de monseñor Chica a Zaragoza es peor que mala y es de esperar que “para la diócesis va a ser una desgracia, para los fautores del desaguisado, una vergüenza y para el nombrado una carga permanente sobre su persona. Dios quiera que impere el sentido común y el nombramiento no llegue. Uno que decían muy parecido ha dado pésimo resultado que al fin hubo que recomponer malamente. Y fue en una diócesis pequeña y cuando la opacidad era lo corriente. Hoy se sabe todo y se dice casi todo".


El arzobispo de Zaragoza denuncia una "trama" para "derrocar" la diócesis

Monseñor Vicente Jiménez

En el artículo de prensa de 21 de enero de 2017 en el portal “El Español que lleva el título “EL ARZOBISPO DE ZARAGOZA DENUNCIA UNA “TRAMA" PARA "DERROCAR" LA DIÓCESIS”, el arzobispo Vicente Jiménez denunciaba la trama que arrasó la Diócesis. En sus palabras se percibe claramente el estado patético en que se encuentra Zaragoza. Lo que sigue son párrafos seleccionados del artículo, íntegros, y muy claros. El subrayado en negrita es mío para mostrar lo directamente relacionado con la trama en la que participó como elemento imprescindible monseñor Fernando Chica:

“La denuncia emitida por el arzobispado, a la cual ha tenido acceso EL ESPAÑOL, explica que Amador, Ferrer y Mas crearon un grupo de Whatsapp para "coaccionar" al arzobispado y a las diversas instancias diocesanas vertiendo "calumnias y difamaciones". En el grupo de mensajería privada, llamado "Justicia", -según consta en la denuncia- compartían "informaciones, opiniones y estrategias contra el arzobispo".
Sin embargo, desde el entorno de los tres denunciados, afirman que la actitud del arzobispado no es propia "ni de la Rusia soviética". Este diario también ha comprobado el sentir de varias parroquias zaragozanas, así como parte del arzobispado, y aseguran que "la posible información detalla una época oscura –la etapa del anterior arzobispo, Manuel Ureña- y genera cierto nerviosismo en la curia".
La otra denuncia, la emprendida por María del Carmen Amador, y Roberto Ignacio Ferrer, detalla que ambos han sido "víctimas de intrusión informática que podría constituir un delito de descubrimiento y revelación de secretos" por parte del arzobispado de Zaragoza.
El informe del perito policial del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Policía Nacional de Aragón que ha precipitado la imputación del arzobispo, constata que el caso atañe a "conversaciones privadas mantenidas por Whatsapp".
Los delitos que se imputan están tipificados en el Código Penal con penas de hasta siete años de cárcel e incluso con el agravante por motivos ideológicos o de creencias religiosas. De hecho, la denuncia recalca "las discrepancias por motivos ideológicos o religiosos" que mantenían los denunciantes y la curia.
Los hechos que preceden a la denuncia, se remontan a cuando la exnotaria fue despedida –de manera improcedente- de su labor profesional en el arzobispado por "falta de confianza", según dictó el prelado. El despido se produjo a los pocos meses de la llegada del arzobispo Jiménez, tras la "renuncia por motivos físicos" del anterior arzobispo de Zaragoza, Manuel Ureña. Pero posteriormente, según una filtración interna del arzobispado, se supo que Ureña fue cesado por pagar 100.000 euros al diácono de Épila (Zaragoza) para tapar unos presuntos abusos. Desde un inicio, la exnotaria defendía que "se trataba de una conspiración" contra ella.
La exnotaria, María del Carmen Amador, siempre ha defendido "una conspiración" perpetrada por el arzobispado contra ella. El despido improcedente, según el entorno de María del Carmen Amador, se debió a "la información que posee", la cual afirman que "sería capaz de avergonzar a toda una ciudad y a la Iglesia en su conjunto". Es más, afirman desde el entorno de la exnotaria que "todo esto lo conoce el Vaticano tras las cartas enviadas a Roma", emitidas por María del Carmen Amador, Roberto Ignacio Ferrer y el sacerdote Antonio Mas, de manera conjunta.
Por ese motivo, "el arzobispado extrajo la información -los mensajes de Whatsapp- del ordenador de la exnotaria- para conocer todo aquello que poseían", afirman las mismas fuentes. "Estos tres señores buscaban limpieza y el nuevo arzobispo ha abierto un proceso inquisitorial", relatan desde el entorno de la exnotaria de la curia. El motivo del llamado "proceso inquisitorial" se debe a la denuncia presentada por el arzobispado por la vía penal canónica”.

Monseñor Fernando chica fue intermediario en un tráfico de información que humilló al Papa Francisco

El futuro de la Iglesia que peregrina en España se ve hipotecado por unos hechos muy graves de estos últimos meses. El cardenal Omella y el jesuita Germán Arana, con la colaboración necesaria de monseñor Fernando Chica provocaron que el Papa Francisco se equivocara sobre el motivo para expulsar a monseñor Ureña de su sede de Zaragoza en noviembre de 2014.

A esa expulsión de monseñor Ureña precedieron una carta de Germán Arana al Papa Francisco, y también la carta que Don Elías Yanes le escribió al Papa calumniando ambas a monseñor Ureña, al Rvdo Barco y Rvdo. Ruipérez (ex secretarios de Ureña), al Rvdo. Mariné y al vice rector del seminario José Antonio Calvo. A todos los llamaba homosexuales, menos a Ruipérez, cuando solamente lo es el ex diácono Peruga. De Barco se inventaba que había tenido una hija. En cambio no decía que el Rvdo. Ruipérez ha tenido dos hijos y sigue trabajando ejemplarmente com sacerdote.

Las calumnias contenidas en esa carta enviada al Papa y en la enviada a monseñor Vicente Jiménez fueron fabricadas para expulsar a monseñor Ureña de la Diócesis de Zaragoza debido a los intereses de ambición del cardenal Omella de ocupar esa Sede, y el odio por parte de monseñor Yanes (fallecido en 2018) y del jesuita Arana contra todo lo que monseñor Ureña representaba: Opus Dei, misa tradicional, distinta opinión sobre las Uniones Parroquiales, etc.

En el proceso de elaboración de esas cartas Omella y Arana encargaron la recogida de Información a sus colaboradores directos -el ahora ex vicario judicial Roberto Ferrer y la ahora ex notaria Diocesana Mari Carmen Amador y al profesor del CRETA o Centro de Estudios Superiores de Teología de Aragón, el Rvdo. Antonio Más-, que intercambiaban mensajes por WhatsApp con el cardenal Omella. Estos mensajes en su foto aparecida en el portal El Periódico de Aragón, más su transcripción pueden verse a través de este enlace aquí. El cardenal Omella les animaba en esos mensajes a seguir hurtando información del arzobispo Ureña para la fabricación de un informe para expulsarlo.

El cardenal Omella en esos mensajes les hacía creer que “esto es en servicio de la Iglesia, y estamos en una misión que podría calificarse de secreta”. Estos mensajes salieron en toda la prensa española entre el año 2014 y el día de hoy en que se han destapado numerosos más documentos, y en que recién, el cardenal Omella y el jesuita Arana han sido imputados en tribunales civiles españoles. “No voy a decir nada, lo mejor es el silencio” ha sido la constante respuesta en estos últimos años del cardenal Omella.

La información compilada por los espías Antonio Más, Ferrer y Amador se entregaba a Fernando Chica

La información una vez compilada se hace llegar a Fernando Chica, Jefe de la Sección Española de la Secretaría de Estado del Vaticano. Monseñor Fernando Chica se salta el protocolo y sin que lo sepa el Cardenal Parolín se aproxima a nuestro amado Papa Francisco para explicarle la conveniencia de que Su Santidad reciba la información que llegará sobre Zaragoza y su arzobispo Don Manuel Ureña.

Es por ello realmente que monseñor Fernando Chica acaba desde 12 de febrero de 2015 de observador permanente de la Santa Sede en FAO, IFAD, y PAM., un cargo poco relevante para un sacerdote que no es obispo ni arzobispo, por propasarse en sus atribuciones, comentan en la curia de Zaragoza.


Audio en que Amador y Ferrer cuentan el camino de la información hasta Chica

En este Audio los espías del cardenal Omella y del jesuita Germán Arana, el ex vicario judicial Roberto Ferrer y la ex notaria diocesana Mari Carmen Amador. explican cómo pasan uno la información a Arana y ella a monseñor Fernando Chica, que la hace llevar al Papa Francisco. 

Transcripción del Audio

[La transcripción es literal, es lenguaje hablado, hablan mientras piensan, mantengo las incoherencias gramaticales -Nota del Autor]

MCA – A Omella no hay quien lo entienda. Yo creo que no se entiende ni él.
RF – [En cuanto al itinerario del encargo, Fernando] Chica, Aranay Omella es el triunvirato que entra a pedirnos... Chica fue el que le llevó al Papa [Francisco] la documentación .Eso está claro. Y Arana parece que tenía encargo personal… Hay una carta de las que reenvié donde dice que el Papa se ha puesto en contacto con él antes de lo que pensaba, y que fue en el intermedio de que echaron a Mary Carmen...
MCA – Faltaba todavía para eso…
RF - Mi informe se lo envío a Chica. A nosotros nos llama Chica. El informe mío yo se lo mando a Chica. Y Chica es el que, yo… le envío el mío y el del diácono, que es una declaración de diez folios que él mismo se hace sobre su experiencia en el seminario desde Bidasoa hasta que solicitó, por una compensación económica, pues, solicitó, escrito que entregó a Maricarmen y Maricarmen a mí, ¿no?, pidiendo la dispensa. Se la concedieron inmediatamente… y mandé a Arana las dos cosas, y Arana se las mandó a Chica. Mary Carmen y Antonio se las mandaste directamente a Chica, Fernando Chica, por correo… swift, y Fernando Chica es el que dijo que había que recibirlas antes del jueves a las diez de la mañana porque se las iba a presentar al Papa. Entonces Omella entra de animador de la mano de Arana … pidiéndonos que hagamos una pro-memoria… diciéndonos que estamos ayudando…
MCA - … esto es muy pasado ya, muy doloroso…
RF - … a la iglesia.
MCA – Que esto es muy pasado ya..., muy doloroso…
RF La verdad es que yo creo que hay muchas cosas en la iglesia católica española actual que se explican desde una postura homosexual de la jerarquía.

Como resultado de este Complot fratricida la Diócesis de Zaragoza está dividida en dos bandos y sangrando, como apuntaba anteriormente. Un bando lo constituyen los enemigos de la misa tradicional; enemigos del Opus Dei; y enemigos de monseñor Ureña, y todavía se están re armando, esperando un arzobispo “amigo” del cardenal Omella para volver a ostentar el poder. Los ex espías del cardenal Omella, el ahora ex vicario judicial Roberto Ferrer, Antonio Mas, y la ahora ex notaria diocesana Mari Carmen Amador serán rehabilitados con toda probabilidad si llega monseñor Fernando Chica como arzobispo.

Otro bando está constituido por los que están dispuestos a trabajar en silencio y a obedecer al arzobispo sea quien sea.

Actualmente el cardenal Omella ostenta todo el poder fáctico y de coacción para “premiar” y “rehabilitar” a Monseñor Fernando Chica tras su labor en la FAO desde 2015. Ahora monseñor Fernando Chica también sería “recompensado” por el cardenal Omella, y Zaragoza sería el hazmerreír.

TE INTERESARÁ TAMBIÉN:
   - El arzobispo de Zaragoza acusado de espionaje denuncia una "trama" para "derrocar" la Diócesis
   - FRANCISCO SE EQUIVOCÓ EXPULSANDO A ARZOBISPO UREÑA (II) CARTA DE EX DIÁCONO QUE DESMONTA LA RAZÓN DE FRANCISCO
   - PAPA FRANCISCO, ENGAÑADO POR OMELLA, YANES, ARANA Y STELLA, ACUSÓ A MONSEÑOR UREÑA DE SOBORNO
    - GERMÁN ARANA - AYUDÓ A OBISPO ENCUBRIDOR JUAN BARROS A ESCURRIRSE DE LA JUSTICIA CHILENA
     - PRUEBAS DE PATERNIDAD (NEGATIVAS) DEL RVDO BARCO. PREVARICACIÓN EN EL VATICANO
     - EX DIÁCONO HOMOSEXUAL DANIEL PERUGA NEGÓ HABER SIDO SOBORNADO   

_____________________________________

Puedes pedir el libro en este enlace . Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular