DE ROJOS Y MARICONES", EL CARDENAL OMELLA, SUS MISAS ABIERTAS Y SU COTA DE AUDIENCIA TELEVISIVA

Actualizado: may 9

#REVISTA DE PRENSA

Nadie mira la misa-show del cardenal Omella


Nadie mira la misa-show del cardenal Omella. Esta es una frase que se puede dar por cierta. Nadie mira la misa de Omella porque la misa de Omella es más aburrida que Los Simpson, o que Sálvame, que por algo Jorge Javier Vázquez estudió en un colegio del Opus Dei y es más listo que Omella muy a pesar del cardenal. Y Jorge Javier, que en palabras suyas dirige un programa de éxito de audiencia que él mismo califica para "rojos y maricones y a quien no le guste que no lo mire", tiene más morbo que Omella. Es más auténtico vaya, porque Omella es más falso que un duro sevillano, cuentan muchos nativos de Cataluña.

Jacques Pintor, periodista Copyright @2020 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor PARA APORTACIÓN DE INFO O DATOS, O UNA CORRECCIÓN, puedes escribir a jacquespintor@gmail.com

En una ciudad de 2,6 millones de habitantes, 126 personas que miren la misa de Omella, es poco. Menos del 0.05 % es muy poco. Sobretodo cuando es el arzobispo de la Diócesis, cuando es cardenal, cuando es Presidente de la CEE de España. Y podrían decirnos... ¿¡hombre, los niños!?... sí claro, pero las estadísticas son frías, como el corazón de Omella. Y los niños están llamados a la santidad. ¿¡Hombre los que no practican!?, sí claro, pero se llena la boca de.... "la iglesia en salida", ¡salga a buscar a las ovejas perdidas, oiga!

Nadie escucha a Omella porque Omella no tiene nada que decir que sea interesante. Eso que habló de la vuelta a las misas con público, en su homilía.

Oiga mire, las misas no tienen público. Los toros, o el cine, tienen público. Las misas tienen fieles que asisten al sacrificio hecho de nuevo realidad (que no es un recuerdo, decir eso eso es herejía) de manera incruenta sobre el altar. Cada misa asistida físicamente por un fiel, es una misa ofrecida. Las de la tele, pueden ser devoción, pero no se pueden ofrecer porque no son reales.

Nadie mira la misa de Omella, si tenemos en cuenta que en su departamento de relación con los los Medios de Comunicación tiene alrededor de 7 personas solamente dedicadas a dar propaganda a las actividades del cardenal y a difundir sus palabras a los Medios. Toda actividad de relieve se manda a los medios modernistas y de izquierdas. Eso es lo que tiene en común con la audiencia de Jorge Javier Vázquez, además que por ejemplo hay más de una denuncia interpuesta en la diócesis por la actividad homosexual (lo digo por lo de rojos y maricones de Vázquez) del ahora vicario judicial Santiago Bueno (la fuente es fidedigna y de reputación, y su testimonio lo guardo convenientemente por si alguien se atreve a decir que es falso). Eso sirvió para ascender a Santiago Bueno, que ocupa ahora el segundo cargo en la diócesis después de los obispos auxiliares, el de Vicario Judicial. Y segundo absoluto en el ámbito judicial después del cardenal-arzobispo. Las denuncias fueron convenientemente desviadas, como recientemente una denuncia por prevaricación contra su persona, nunca contestada al denunciante. Además, en los organigramas de la mayoría de instituciones de la Diócesis (Universitat Ramón Llull -especialmente la Facultat de Comunicació-, Cristianisme i Justícia, profesorado del ISCREB, Centre de Pastoral Litúrgica, Fundació Lluís Espinal, Professionals Cristians, Fundació Maragall, etc), están dirigidas por miembros o ex-miembros de partido de los socialistas catalanes (PSC) o comunistas, y ex-sacerdotes.

Si con esa red consiguen un visionado de 126 almas, puede pensarse que esas almas son de los propios interesados, contando los cámaras que le están filmando y cobrando un sueldo por ello, o no. Y digo que "o no", pues muchos de los trabajadores de la diócesis cobran su sueldo en parte en dinero negro, y otros son clérigos que están allí en lugar de salir a pescar almas.

Por su interés, reproduzco el artículo del portal Germinans Germinabit del martes 28 de abril de 2020. El subrayado es mío:


Este domingo, en la Santa Misa de la Catedral de Barcelona, la que preside nuestro simpático y dicharachero cardenal, estaban 126 personas conectadas por internet. De un arzobispado de más de 2.600.000 habitantes, poco más de un centenar estaban siguiendo la celebración "oficial" de la diócesis, con la presencia de su arzobispo y de sus dos obispos auxiliares. Una verdadera ridiculez que deja en evidencia que por mucho que Don Juan José vaya presumiendo de que "su" Misa la sigue muchísima gente y que así se lo hacen saber, es una celebración que casi no ve nadie, los fieles prefieren otro tipo de celebración y celebrante, y sobre todo los fieles quieren Misas de verdad, con la presencia de los fieles en los bancos del templo pudiendo recibir la Sagrada Comunión y no en el sillón de su casa, como el que ve una película del oeste.
Y eso que nuestro Pastor diocesano se las ha intentado ingeniar para tener más audiencia, pero ni con esas. Porque pensó que dando la posibilidad de citar a los difuntos en el memento de la Plegaria Eucarística, muchos de sus familiares, especialmente los que han caído por el coronavirus estarían todos mirando la celebración. Pero ya digo, fiasco absoluto, porque la lista que lee uno de los obispos auxiliares suele ser larga, algo que no acaba de gustar a los fieles que quieren las Misas por "su" difunto, y mientras se va leyendo aparece en pantalla un correo electrónico para que se añadan intenciones para próximas celebraciones. Toda la infraestructura diocesana, que incluye, organista, cantantes, traductor para sordomudos, cámaras varias... para un resultado tan mediocre.
Misa en Pozuelo de Alarcón. Más de 16.000 visualizaciones Permítanme que ponga un ejemplo comparativo, y no es con una catedral, ni con una celebración presidida por un arzobispo y cardenal (y presidente de la Conferencia Episcopal Española), en una población de Madrid (ni siquiera en la capital), en Pozuelo de Alarcón, la Misa de ayer, fue seguida por más de 16000 fieles en su celebración de 12 del mediodía,  más de 6.000 en la misa de las 8 de la tarde y más de 5000 en la Misa de vigilia dominical del sábado a las 8 de la tarde.
Pero volviendo a la celebración de la catedral barcelonesa, Don Juan José tenía una bomba informativa que tenía reservada para esta ocasión, y es el anuncio de que ha entrado en contacto con el gobierno español para ver cuando pueden volverse a celebrar las Misas con la presencia del Pueblo de Dios. Esa información aparecería rápidamente en diversos medios de comunicación y lógicamente el obispado haría una enorme difusión.
Es un anuncio sin ninguna concreción, porque lo deja todo en manos del gobierno, en quien dice que tenemos que confiar y por quien tenemos que rezar. En un país en que diversas encuestas internacionales dicen que la gente considera que es el país de Europa en que peor se ha gestionado la crisis del coronavirus por parte de su gobierno, resulta que nuestro arzobispo nos pide plena confianza en nuestras autoridades, como si estas fueran las más católicas del mundo y que por tanto van a favorecer cuanto antes la vuelta de los fieles a los templos para poder celebrar en directo el sacrificio eucarístico.
Creo que Don Juan José es consciente del malestar que hay entre muchos fieles por esta cuestión, pero a la vez no va a querer quedar mal con el gobierno, porque esa es una de las características más representativas de su carácter, cero enfrentamiento con las autoridades políticas, aunque menosprecien, humillen o insulten a la Iglesia, nosotros a callar y a obedecer.
Si el gobierno lo está haciendo pésimo, nuestro arzobispo no se está luciendo demasiado, intentando hacer equilibrios, contradiciéndose públicamente a sí mismo y dando una versión servil como mandatario de la Iglesia española a los designios del gobierno. Ciertamente el ejecutivo encabezado por Sánchez e Iglesias no van a tener ninguna queja de la actitud del máximo representante del episcopado español. Otra cosa muy distinta es entre los católicos, esos que no le ven en sus misas retransmitidas por internet, y que están esperando que haga bastante más para atender las necesidades espirituales de los Hijos de Dios. Antoninus Pius

__________________________________________





Puedes pedir el libro en este enlace . Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil