top of page

CARTA AL NUNCIO DEL PAPA EN ESPAÑA, DE JACQUES PINTOR, JUNTO AL INFORME ZARAGOZA



Por cariño y respeto a los lectores y lectoras de este Blog, publicamos esta carta, que sale al paso de la fake news difundida a sabiendas de su falsedad de los estultos del grupo ultra Germinans Germinabit de que Jordi Picazo escribió al Nuncio de Su Santidad el Papa con un nombre falso. Ver el Blog Germinans G. aquí. Puede comprobarse más abajo el recibí de la Nunciatura en España, el 18 de junio de 2020.
    Solicitamos en su día de la decencia del grupo Germinans Germinabit que rectificara este particular, pero les recomendamos que esperaran un poco a que fuéramos yo corrigiendo cada una de las puntualizaciones erróneas que hacen sobre Jacques Pintor. Esto les ahorraría tiempo y esfuerzos. La decencia no es una nota que acompañe al carácter del grupo ultra Germinans Germinabit.
    Les resulta conveniente atacar a Jordi Picazo y al Blog www.jaquespintor.com para arrimarse al cardenal Omella y tapar delitos que conocen, pruebas ocultas de la Casa de Santiago, el caso más grave de pederastia de la Iglesia Católica en España. Han estado además apoyando la homosexualidad en la basílica-parroquia de Santa María Reina en las personas de una pareja de hombres homosexuales que actúan de acólitos en las misas, y apoyan al laico que viste de obispo, Sr. Salvador Biarnés. Siendo hombres estos, que viven una relación sexual entre ellos, fueron confirmados en la basílica manteniendo su vida en contradicción con la ley de Dios que se atribuye la Iglesia Católica de ser su custodio, y se sacaron fotografía con el Sr. Cardenal. Omella toleraba y toleraba, persiguiendo esas pruebas ocultas que le comprometían, hasta que no ha podido más y ha explotado, como hemos mostrado. 
    Ello ha llevado a que el cardenal Omella, cansado de las amenazas de Biarnés a su persona en forma de extorsión de que si no le ordenaba sacerdote airearía esas pruebas --eso podría causarle a Omella un grave daño en su carrera-- arremetió contra el párroco recientemente, como informamos, y aplastó a este y al Sr. Biarnés. A finales de año, cada uno a su casa. Y la excusa de Omella: que en la parroquia hay sexo, drogas y alcohol, cosa que es diametralmente opuesta a la realidad, y a la labor encomiable de monseñor González Agápito, rector.
    Germinans Germinabit ha cometido el principal error de quien escribe  para cualquier público: crear una noticia falsa con ánimo de perjudicar. El peor delito que ellos mismos imputan a sus enemigos.
Buena lectura.
Jacques Pintor
Copyright @2021 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com, Twitter @jacquesplease 

EN ESTA ENTRADA:
1.- Carta de Jacques Pintor al Nuncio de Su Santidad el Papa en España
2.- Resguardo de recibí de la Nunciatura Apostólica el 18 de junio de 2020
3.- Fotografías de la carta de cobertura, con el Informe Zaragoza, entregada al Sr. Nuncio en la Nunciatura Apostólica, firmada Jordi Picazo,  Jacques Pintor
4.- La carta, en fotografía

1. Carta de JacquesPintor.Com al Nuncio Cleopás


Jordi Picazo

Calle Madre Ràfols 2, 1E

50004 – ZARAGOZA


Su Excelencia Reverendísima Monseñor Bernardito Cleopas Auza

Nuncio apostólico en España y en el Principado de Andorra

Av. de Pío XII, 46, 28016 Madrid


Estimado Padre Bernardito, Excelencia Reverendísima,

En primer lugar quiero felicitarle por su 61 cumpleaños acontecido este mes de junio en la víspera de la Festividad del Corpus Christi. ¡Muchas felicidades, y que cumplas muchos más!

Me da mucha alegría saludarle aunque sea por carta. No es esta la primera vez pues tuve anteriormente la oportunidad de charlar brevemente con Su Excelencia en septiembre de 2015 en el Hotel Lowes de Philadelphia con motivo de la asistencia de Su Excelencia y mía a la convención anual de la RNA, (Religion News Association[1]) y la participación de Su Excelencia en una ponencia. 2015 fue para los habitantes de Filadelfia, así lo llamaban, el “año del Papa”: a finales de ese mes de septiembre tuvieron lugar los eventos con ocasión del Encuentro Mundial de las Familias. Al Papa Francisco le dedicaron un mural gigante y él estampó su firma en uno de los paneles. La fotografía de más de cerca (20 cm, de la mano del artista) en el mundo, la hice yo al entrevistar a César Viveros. Y pude regalársela al Papa Francisco enmarcada y con una breve explicación en el reverso del marco en un breve encuentro junto a participantes de Scholas Ocurrentes en febrero de 2016. Ahora estoy a punto de publicar un libro sobre esas vivencias, que tendré mucho gusto en regalarle a Su Excelencia.

Tristemente necesito en este momento compartirle en estas líneas una gran consternación por la situación de división en la Diócesis de Zaragoza, donde vivo. Ya el Papa Francisco ha dicho en alguna ocasión recientemente que “iré a España cuando haya paz”, comentario que ha desconcertado a muchos. Yo mismo no lo he entendido hasta hace poco. Al Papa Francisco es lo que le han explicado: no hay paz en la Iglesia, yo ahora sí lo entiendo.

Ut diligatis invicem, reza su lema episcopal. Respecto al apóstol Juan, que repetía estas palabras de Jesús, el Evangelio nos cuenta que Jesús lo miró y lo amó”. Juan, el enamorado de nuestro Señor desde que era adolescente era conocido por repetir estas palabras, tremendas por su sencillez, al final de sus días cuando probablemente le llevaran ante grupos de cristianos para afianzar la Fe de los primeros.

En el polo opuesto del amor de hermanos que promueve su lema episcopal le muestro en el escrito que le adjunto con pelos y señales la triste historia reciente de Zaragoza provocada por el cardenal Omella, el jesuita Arana y la colaboración sin conocerlo sus superiores de monseñor Fernando Chica desde el Vaticano, además de la colaboración de clérigos que siguen dividiendo a los fieles en esta Diócesis rasgada y dividida por la trama sangrante para expulsar a monseñor Ureña con calumnias y falsedades y con la utilización sacrílega del Papa Francisco como si fuera un simple muñeco.

A la llegada del nuevo arzobispo, Don Vicente Jiménez -que está ya esperando a su relevo- los agentes de esa trama devastadora de Zaragoza se atrevieron incluso a denunciarle a él por querer poner orden. El obispo denunció al vicario judicial y la notaria diocesana por robar información del obispado para echar a Don Manuel Ureña, y ellos denunciaron al obispo Jiménez por espiarles y por despido improcedente. Posteriormente el arzobispado les denunció a los dos también por gastar dinero del arzobispado sin declararlo, y han sido condenados por este delito por el alto tribunal de Aragón a penas de cárcel.

Aun así, el clérigo condenado, ex vicario judicial Rvdo. Roberto Ferrer despacha en el despacho parroquial de una de las mejores parroquias de Zaragoza, Santiago el Mayor, oye confesiones, asiste a misa como fiel y a veces la celebra no mencionando al obispo en el canon por rencor al mismo; y la ex notaria Mari Cármen Amador dirige grupos de la parroquia mientras aprovechan para prepararse para la presunta llegada de monseñor Fernando Chica y ser restaurados al poder para inmensa vergüenza de la Diócesis. Esto causará una gran desafección entre los fieles.