top of page

LIBRO DE J PICAZO: FRANCISCO, ÚLTIMO PAPA DE UNA ÉPOCA. EL CUMPLIMIENTO DE LA PROFECÍA DE SAN MALAQUÍAS (1)


Detalle del mural gigante, obra de César Viveros, regalado al papa por la Diócesis de Filadelfia en 2015. FOTOGRAFÍA: JordiPicazo

PETER SEEWALD: —Según esa lista [en la profecía de Malaquías] el papado terminará con su pontificado. ¿Y si usted efectivamente fuera el último en representar la figura del papa como la hemos conocido hasta ahora?
BENEDICTO XVI: —Todo puede ser. Probablemente esta profecía nació en los círculos alrededor de Felipe Neri. En aquella época, los protestantes afirmaban que el papado había terminado, y él quería solo demostrar, con una larga lista de papas, que en cambio no era así. No por eso, sin embargo, se debe deducir que se terminará de verdad. ¡Más bien, que su lista no era lo suficientemente larga!
De “Últimas Conversaciones”, de P. Seewald

Hay un libro sobre el cumplimiento de la profecía de San Malaquías en Francisco, último papa de una serie, escrito por nuestro compañero Jordi Picazo, que ha pasado desapercibido. La 1ª Edición de este libro en formato papel se mandó a la imprenta el día 16 de abril de 2021, 94 cumpleaños de Joseph Aloisius Ratzinger, papa emérito Benedicto XVI, y se publicó el día 29 de junio de 2021, Solemnidad de los santos Pedro y Pablo, y 70º aniversario de la ordenación sacerdotal de Benedicto XVI. Puede accederse al final de esta Entrada, a un precio en Amazon del 20% de descuento en promoción, tanto en formato electrónico como en formato papel.

Este libro es el resultado de sus dos visitas a Filadelfia, en 2015 y 2016. Allí tejió una profunda amistad con el mejicano César Viveros, que llevó a escribir esta historia extraordinaria. Picazo regaló en 2016 una fotografía que tomó a 30 cms del mural, la más cercana del mundo que refleja la forma del papa sobre esa porción de mural.

La profecía de san Malaquías es una profecía de 900 años de antigüedad, aunque solo fue dada a conocer en 1595. La profecía estuvo oculta en el Vaticano trescientos o cuatrocientos años antes de ser publicada, como oculta ha estado —algunos defienden que hoy en día no se habría hecho pública— la tercera parte del Secreto de Fátima durante casi 100 años.

Buena lectura.

Jacques Pintor


DEL CAPÍTULO 13 DEL LIBRO "AMORIS LAETITIA 5.3 POPE FRANCIS Y SAN MALAQUÍAS EN AMÉRICA: La familia cristiana de Philadelphia 2015 a Roma 2022":


Petrus Romanus en la profecía de san Malaquías

En un breve artículo de 12 de febrero de 2013 —a la mañana siguiente de que el Papa Benedicto XVI anunciara su renuncia— la ya fallecida comentarista colombiana Silvia Betancour Alliegro resume de forma excelente, el objeto de esta profecía llamada de san Malaquías. Y esto lo escribió exactamente 29 días antes de la elección de Francisco como papa de la Iglesia católica ,

Cuando se habla de «el último papa» no significa que nos encontramos ante el fin de la Iglesia o del mundo. La profecía se mueve dentro del esquema escatológico lacunziano[1]  que estipula, basado en las Escrituras, tres venidas de Cristo: 1) la de Belén, hace dos mil años; 2) la de su Parusía, retorno glorioso al final de los siete años de la Gran Tribulación: según san Juan y san Pablo, Cristo descenderá en el Valle de Armaguedón para derrotar al Anticristo y a sus ejércitos, y posteriormente llevar a cabo el Juicio a las Naciones; 3) la del fin del mundo, en el Cielo, para llevar a cabo el Juicio Universal.
En el año 2012 se publicó en los Estados Unidos el libro "Petrus Romanus, The Final Pope is Here" [“Pedro el romano, la llegada del último papa” -Nota del Autor], escrito por Thomas Horn y Cris Putnam. Se trata de una extensa obra que cruza dos líneas: la investigación periodística sobre acontecimientos internos del Vaticano y las profecías que se refieren al papa que habrá de guiar la Iglesia durante la Gran Tribulación, último papa de la serie romana. El título del libro de Horn y Putnam se refiere a una de las principales profecías de los papas, la de san Malaquías, obispo irlandés que tuvo una revelación sobre la sucesión de los romanos pontífices desde Celestino II hasta el último papa de los tiempos actuales.
La profecía está compuesta de los lemas descriptivos correspondientes a cada uno de esos 112 papas. Los lemas pueden referirse a un símbolo de su país de origen, a su nombre, a su escudo de familia, o a alguna característica de los últimos papas. En la línea de sucesión han sido:
Número 108: "Flos Florum", (Flor de las flores) Pablo VI. Su escudo contenía una flor de lis, la conocida como la "flor de las flores".
Número 109: "de Medietate Lunae", (De la Medialuna) Juan Pablo I. Nació en la diócesis de Belluno, conocida como la Diócesis “de Bella Luna”.
Número 110: "de Labore solis", (Del eclipse del sol) Juan Pablo II. El día de su nacimiento y el día de su muerte hubo eclipses de sol.
Número 111: "Gloria Olivae", (La gloria del olivo) Benedicto XVI. Tomó su nombre de san Benito. Los monjes benedictinos, conocidos como olivetanos, tienen ramas de oliva en su heráldica. Falta solo un papa más según la lista:
Número 112: "Petrus Romanus". En la persecución final contra la santa Iglesia romana reinará Pedro Romano, quien pastoreará a su grey en medio de muchas tribulaciones. Después de esto, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez justo volverá para juzgar a su pueblo.
Petrus Romanus (Pedro Romano) será el último papa que gobierne la Iglesia desde Roma según la profecía de san Malaquías, inmediatamente antes de que acontezca el Retorno de Cristo. El papa número 112 es del todo particular pues, a diferencia de los demás, es el único que lleva un párrafo descriptivo además del lema: «En la persecución final contra la Santa Iglesia Romana reinará Pedro Romano, quien pastoreará a su grey en medio de muchas tribulaciones. Después de esto, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez justo volverá para juzgar a su pueblo».
Después de la Parusía y el Juicio a las Naciones la historia humana continuará en este mundo, si bien totalmente transformado en un Reino de Dios en el que habrá paz, justicia y santidad verdaderas. Cuando Cristo inaugure su reino en el mundo, fruto social de la Parusía, Roma habrá sido destruida (según san Juan y coincidiendo con el lema 112 de san Malaquías), y el papado volverá a ser ejercido desde Jerusalén, como lo fue en los inicios. Allí comenzará la serie de papas jerosolimitanos, de la que a san Malaquías ya no le fue revelado nada.
También hay que decir que además de san Malaquías existen otras muchas profecías sobre el futuro próximo del papado y de la Iglesia, y que coinciden con el pontificado de Pedro Romano. De todas ellas podemos resumir varios elementos:
1.- Una elección confusa de la que surgen un papa legítimo y un antipapa.
2.- Un papa obligado a salir de Roma en circunstancias calamitosas.
3.- El antipapa usurpa la Silla de Pedro por la maniobra de una secta masónico-satánica que opera dentro del Vaticano.
4.- Un gran cisma para la Iglesia, resultado de esa situación de dos papas antagónicos. [2]
Visiones de la beata Ana Catalina Emmerick y el Catecismo de la Iglesia Católica (CIC)

La beata Ana Catalina Emmerick, religiosa Agustina confesaba haber tenido una visión acerca de estos acontecimientos:

«Vi una fuerte oposición entre dos papas, y vi cuán funestas serán las consecuencias de la falsa iglesia, vi que la Iglesia de Pedro será socavada por el plan de una secta».

Constatamos aquí la coincidencia con la descripción de estos tiempos escatológicos que ofrece el Catecismo de la Iglesia Católica:

Punto 675 del CIC: «Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes[3]» y,

Punto 677 del CIC: «La Iglesia sólo entrará en la gloria del reino a través de esta última Pascua en la que seguirá a su Señor en su muerte y su Resurrección»[4].


Al haber llegado al final de la lista de papas propuesta por el santo obispo irlandés de la Edad Media san Malaquías, constatamos que Francisco correspondería a Petrus Romanus. El Papa Benedicto XVI contestó a una pregunta de Peter Seewald sobre la relevancia de la lista de san Malaquías, ya he transcrito sus palabras al comienzo de este capítulo, sobre si él mismo podría ser el último papa:

«Todo puede ser. Probablemente esta profecía nació en los círculos alrededor de Felipe Neri. En aquella época, los protestantes afirmaban que el papado había terminado, y él quería solo demostrar, con una larga lista de papas, que en cambio no era así. No por eso, sin embargo, se debe deducir que se terminará de verdad. ¡Más bien, que su lista no era lo suficientemente larga!».
Discurso del papa Francisco para la celebración de 150 años de Roma como capital de Italia

Es conocida la veneración del papa Francisco por la romanidad, y de cómo se presentó al Pueblo de Dios como Obispo de Roma al salir al balcón tras ser elegido sucesor de San Pedro ese 13 de marzo de 2013.

Siete años más tarde, el 3 de febrero de 2020 pronunciaba Francisco un discurso en san Juan de Letrán con motivo del 150 aniversario de la proclamación de Roma como capital de Italia. Destaco seguidamente unos párrafos en los que Francisco muestra la importancia que daban san Pablo VI y san Juan Pablo II a Roma como capitales de la civilización y la fraternidad. El papa Francisco dijo,

«(…) No podemos vivir en Roma “con la cabeza baja”, cada uno en sus propios circuitos y compromisos. En este aniversario de Roma Capital, necesitamos una visión común. Roma vivirá su vocación universal, sólo si se convierte cada vez más en una ciudad fraternal. ¡Sí, una ciudad fraternal! Juan Pablo II, que amaba tanto Roma, citaba a menudo a un poeta polaco: “Si tú dices Roma, te responde amor”. Es ese amor que no hace que la gente viva para sí misma, sino para los demás y con los demás.
»Necesitamos reunirnos alrededor de una visión de ciudad fraternal y universal, que sea un sueño propuesto a las generaciones más jóvenes. Tal visión está escrita en los cromosomas de Roma. Al final de su pontificado, san Pablo VI dijo: “Roma es la unidad no sólo de la gente italiana, sino que es además heredera del ideal típico de la civilización en cuanto tal, y siempre como centro de la Iglesia católica; es decir, universal” (Ángelus 9 de julio de 1978: Insegnamenti XVI [1978], 541). Roma será una promotora de la unidad y la paz en el mundo, en la medida en que sea capaz de construirse como una ciudad fraternal.
»(…) Roma tendrá un futuro si compartimos la visión de una ciudad fraternal, inclusiva y abierta al mundo. En el escenario internacional, lleno de conflictos, Roma podrá ser una ciudad de encuentro: “Roma habla al mundo de hermandad, de concordia y de paz”, decía Pablo VI (ibíd). Con tales sentimientos y esperanzas, expreso mis fervientes mejores deseos para el futuro de la ciudad y de sus habitantes”».[5]

[2] «El último papa»; artículo de Silvia Betancourt Alliegro, en “Elpilon.com”, 12 de febrero de 2013

 

COMENTA Y PARTICIPA EN LA CONVERSACIÓN EN

TWITTER - pincha en el pajarito para piar

 


Puedes pedir el libro en este enlace.

DONAR A TRAVÉS DE PAYPAL ​Puedes querer considerar hacer un Donativo. Desde 1, a través del botón de Paypal más abajo. Los gastos para sostener la página WEB son cuantiosos, e incluyen el servicio jurídico para defender este trabajo de las querellas que interpongan aquellas personas que denunciamos en esta investigación colegiada, de cuyo archivo por parte de la Justicia en favor del periodismo libre iremos dando buena cuenta.

ÚLTIMAS ENTRADAS

  • Facebook
  • Pinterest
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page