EL CARDENAL OMELLA SIGUE QUERELLADO. EL RECURSO CONTRA EL AUTO DE ARCHIVO

Actualizado: may 31


Detalle de La Expulsión de los Mercaderes del Templo, por Rembrandt

Mostraba en la primera Entrada de esta serie sobre Barco contra Omella cómo el arzobispado de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, filtró un Auto judicial que archivaba las diligencias de instrucción contra su persona, y lo filtraba dos días antes de que la Juez de Barcelona que instruye la querella contra él lo comunicara a las partes (aquí accedes de nuevo la Entrada).

El arzobispado de Barcelona no solo no ha informado sobre este particular sino que corre la voz, y es lo que la gente de iglesia piensa en Barcelona, que el cardenal Omella ha sido exculpado y habría mostrado su inocencia, según nota de prensa de la arquidiócesis, Nota aportada por el abogado de Barco en el Recurso como queja por patente irregulridad.

El abogado de M. A. Barco, parte querellante contra Monseñor Omella, destaca en el escrito el hecho que se filtró la información de alguna manera privilegiada a la otra parte enterándose él por la prensa, como primera irregularidad, que no única.


Omella, no probando su inocencia ha probado la de Miguel Ángel Barco

Destaca el abogado de Barco además el hecho que tras ser presentados los documentos requeridos a Monseñor Omella, la Juez emite un Auto sin dar traslado a las partes (el arzobispado sí lo sabía) ni al Ministerio Fiscal, causando la Indefensión.

Más importante todavía si cabe, señala el escrito de recurso que aunque Monseñor Omella presente el Recibí de Roma por la información presuntamente ocultada y que exculpaba a Barco, si es verdadero el documento le exculparía de falsedad en su modalidad de omisión, sin embargo no se le puede, a entender de la parte querellante, exculparle de falsedad por comisión, puesto que según el Derecho Canónico las Congregaciones vaticanas actúan a instancia de los obispos locales, y no habiendo incoado el proceso contra Barco ninguno de los dos bajo los que trabajó Barco -Alcalá y Zaragoza-, solamente puede haber actuado contra él Omella, sabiendo como sabía de la falsedad de la acusación y por algún motivo oculto. El abogado de Barco elimina la posibilidad de un comportamiento neutral en Omella y subraya con fuerza que se ha cometido un delito y que la Juez tiene obligación de buscar al culpable.

No se le escapa al abogado de Barco que aun así el caso de la inexistente prole de Barco está prescrito y sobreseído aunque hubiera sido suya la hija nacida hace 12 años, cosa que no es delito en el Derecho Canónico. Más aun, esa posibilidad viene descartada por las pruebas periciales de ADN vistas y firmadas por el obispado de Alcalá y entregadas a Roma en tiempo y forma oportunos, aunque ignoradas por Roma.


"Por supuesto , el autor material de la infamia es el cardenal Stella".


En el Recurso, el abogado de Barco, Vladimir Lamsdorf-Galagne afirma que "el autor de la infamia es el cardenal Stella", que dice haber actuado de oficio". Y señala que "aunque no esté Stella bajo la jurisdicción española sí lo están quienes hayan promovido el procedimiento eclesiástico, con toda probabilidad".


El cardenal Beniamino Stella









En próximas Entradas daré cuenta de cómo el cardenal Omella

.