CAMPAÑA vs. MUNILLA (V): AUDIO CONTRADICTORIO DE OMELLA. CRIMINALIZACIÓN DE LA AMISTAD


En la primera década de este siglo Miguel Ángel Barco y Pablo Ormazábal son dos sacerdotes incardinados en la Diócesis de Alcalá y destinados pastoralmente a Rivas Vaciamadrid, donde en el año 2007 se dio el caso en el que tuvieron que aconsejar a una madre soltera sobre su inminente alumbramiento. La picaresca de terceras personas quiso atribuir e inculpar del embarazo no deseado de aquella joven de 25 años al párroco Miguel Ángel Barco por posiblemente algún interés económico. Hay que subrayar que la madre de la chica que quedó embarazada y acusó al párroco estaba en tratamiento psiquiátrico.

Jacques Pintor

Copyright @2020 JACQUESPINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor - Para aportar información, puedes escribir a jacquespintor@gmail.com

10 años después, el cardenal Omella atribuyó a Miguel Ángel Barco haber dejado embarazada a esa joven. El periodismo de investigación, esta vez de la mano del equipo de Jacques Pintor, ha demostrado que Omella actuó con falsedad manejando documentos creados para implicar falsamente a personas diversas para perseguir su ambición personal, y no dudando en destruir a su paso la carrera profesional de quien se interpusiera en su camino, amén de las reputaciones de sus víctimas.

En esta Entrada:
 - Para Vidal de ReligionDigital la amistad entre Ormazábal y Barco es prueba de maldad
 - 2007 -Barco y Ormazábal atendieron a una mujer embarazada. 2017 -Omella acusa falsamente a Barco de ser el padre para secularizarlo
 - En la acusación está la marca del culpable. La tiranía enfermiza de Omella
 - Elementos contradictorios en el discurso de Omella. Una chapuza criminal
 - Omella cometió un error imperdonable: desconocía la existencia de la prueba de ADN al acusar a Barco de preñar a una mujer con un testigo falso  que probablemente no exista
 - Los hechos de la conciliación al detalle 

La madre y el padre de la criatura, indignados por esa insinuación, se hicieron pruebas de ADN en un laboratorio oficial y demostraron ante la Diócesis de Alcalá ser los padres de la niña para que constara, aunque no medió nunca ninguna queja ni denuncia Todo fue siempre una invención del cardenal Omella que con ayuda de terceros falsificó las pruebas con falsos testimonios.

Aún habiéndose presentado esas pruebas como descargo por parte del Rvdo. Barco, el cardenal Omella no hizo nada para hacer valer la verdad, porque todo era una artimaña del mismo cardenal Omella y del jesuita Germán Arana para afianzar la destrucción del arzobispo de Zaragoza Don Manuel Ureña, destrozando al que había sido su secretario en los últimos momentos.


Para Vidal de ReligionDigital la amistad entre Ormazábal y Barco es prueba de maldad

José Manuel Vidal, ex cura y amigo de simpatizantes de ETA, a la sazón director de Religión Digital escribe en su artículo-basura al servicio de las cloacas clericales:

Ordenado sacerdote en 1997, Pablo Ormazabal se formó en la Universidad de Navarra del Opus Dei, formó parte del grupo kerigma vinculado a los Kikos, es partidario de la misa tradicional tridentina y de las asociaciones que la promueven y presume, incluso, de ser amigo de Miguel Ángel Barco, el también sacerdote alcalaíno, que estuvo destinado en Zaragoza, que fue secularizado por el Vaticano y que acusa al cardenal Omella, presidente del episcopado, de urdir todo un plan maquiavélico para echar de la archidiócesis aragonesa a Manuel Ureña, el anterior arzobispo

De momento obviaremos que Vidal considera malo y pone en el mismo capazo:

- haber estudiado en la Universidad de Navarra del Opus Dei, siendo que el Papa Francisco ha dicho públicamente que "no concibo la Iglesia sin el Opus Dei y los movimientos" y como devoción privada cita cada día en su misa en voz baja a San Josemaría Escrivá,

- haber participado de un movimiento de la Iglesia, los Kikos o llamado Camino Catecumenal que le gusta tanto al Papa Francisco y al que el Vaticano ha encomendado nada menos que el Pontificio Instituto Juan Pablo II en teritorio epañol con sede en la UCAM,

- ser partidario de la misa tridentina, a la que el Papa Benedicto dedicó la carta Summorum Pontificum y ser amigo de las asociaciones que la promueven. Aquí sí que constatamos que tras la publicación de Summorum Pontificum de Benedicto XVI, monseñor Ureña fue el primer obispo en celebrar un día la misa según el rito antiguo, que por otro lado representa un tesoro para la Iglesia, pero que monseñor Yanes, Arana, Omella y por supuesto Vidal odian,

- presumir de ser amigo de Barco, a quien Omella quiso aplastar y que ahora le ha denunciaso, eso que Vidal colgó los hábitos y es amigo de curas casados y promueve su causa,

- acusar a Omella de urdir un plan contra moneñor Ureña y contra él que por otro lado ha sido destapado por los mismos colaboradores de Omella cuando Omella también -sí, a sus colaboradores- los traicionó.

¿Alguien me lo explica?

¿De dónde viene la relación entre los Rvdos. Pablo Ormazábal y Miguel Ángel Barco? 
Pablo Ormazábal fue el mediador con la familia de una chica que había quedado embarazada en Madrid en 2007  para aclarar que solamente se buscó ayudar a la joven frente a la situación que se le sobrevenía. Según las Cruzadas Evangélicas con sede en Coslada, Madrid, fue el Rvdo. Ormazábal quien buscó ayuda en esa entidad que atiende a madres solteras, para que ayudasen a esa joven. Todo eso, es un caso cerrado hoy. 

2007 -Barco y Ormazábal atendieron a una mujer embarazada. 2017 -Omella acusa a Barco de ser el padre para secularizarlo

10 años después del alumbramiento y tras la acusación por parte del cardenal Omella contra Barco, la madre presentó ante la autoridad eclesiástica de la Diócesis de Alcalá donde estaban incardinados ambos sacerdotes la documentación y pruebas científicas del ADN suyo y el del padre biológico que demuestra que los Rvdos. Ormazabal y Barco nada tuvieron que ver en dicha paternidad.

Ya tras la expulsión de monseñor Ureña de Zaragoza con un plan urdido por Omella y Arana, a Miguel Ángel Barco se le permitió acabar su Comisión de Servicio que había iniciado a petición propia y de monseñor Ureña cuando monseñor Ureña era arzobispo de Zaragoza. Para esa Comisión de Servicio había recibido una carta de autorización y de apoyo del obispo Jesús Catalá de la Diócesis de Alcalá, donde, recordemos, Barco estaba incardinado.


En la acusación está la marca del culpable. La tiranía enfermiza de Omella

Leyendo el artículo de Religión Digital se puede concluir que quien trae ahora a colación esa amistad de Barco con Ormazábal es alguien que no conoce los inicios de aquel problema de la chica embarazada (2007) pero sí conoce el caso Omella contra Barco a fecha 2017.

Sin duda, implicar en estos días al Rvdo. Pablo Ormazabal en un lío mediático, pone en evidencia la más que probable implicación del Cardenal Omella de nuevo en esta trama, para desde esta coyuntura desprestigiar a Ormazábal al igual que se destrozó a Barco anteriormente, puesto que ambos fueron secretarios personales del arzobispo Ureña.

El motivo sería ahora apartar de San Sebastián al arzobispo Munilla, y para ello se le mandan misiles bajo la línea de flotación del Seminario Mayor, estrategia utilizada por Omella en Zaragoza contra Ureña en 2008 y finalmente en 2014. 

Los contenidos del artículo de Religión Digital y de las acusaciones leídas al Rvdo. Barco por Omella en el año 2017 coinciden en parte. El pliego de esas acusaciones venían supuestamente de Roma. Pero Roma supuestamente manda una sola acusación: la falsa paternidad de Barco.

Traigo a colación aquí solamente el punto dos de las acusaciones leídas sin dárselas Omella por escrito a Barco:

»2.- Con fecha 30 de octubre de 2016, otro clérigo del que se ha comprobado su credibilidad declaró: “El 7 de septiembre de 2016, hablé con Don Miguel Ángel Barco López, quien me comunicó que había tenido una relación con Doña X Y Z, y como consecuencia, ésta había quedado embarazada”. Esta información la conocían también el vicario general de la diócesis, Monseñor Florentino Rueda Recuero y el Reverendo Pablo Ormazábal Albístur, amigo personal de Don Miguel Ángel.
ELEMENTOS CONTRADICTORIOS EN EL DISCURSO DE OMELLA. UNA CHAPUZA CRIMINAL
Hay una serie de elementos que son imposibles de conciliar entre la realidad y lo que pretende Omella en las pruebas y su discurso contradictorio. Estos son:
 - el embarazo tuvo lugar en 2007. En el redactado original figura el nombre y apellidos de la chica, que he omitido, pero leyendo el Auto de acusaciones leído por Omella parece que sea una acción del 2016, cuando Barco vivía en Zaragoza,
 - El vicario judicial de Alcalá Florentino Rueda actuó de notario en Alcalá y admitió la prueba firmando además en el documento que más que "conciliación" era una reunión para constatar algo a instancias de la madre de la criatura, puesto que para conciliar hace falta un desacuerdo previo, y nunca había habido denuncia por aquel particular ni por ningún otro jamás, contra Barco ni en Alcalá ni en ningún sitio. 
OMELLA COMETIÓ UN ERROR IMPERDONABLE: DESCONCÍA LA EXISTENCIA DE LA PRUEBA DE ADN AL ACUSAR A BARCO DE PREÑAR A UNA MUJER CON UN TESTIGO FALSO QUE PROBABLEMENTE NO EXISTA
  - el pliego de acusación de Omella cita la fecha de 30 de octubre de 2016 como el día que un testigo habló al equipo acusador de Omella diciendo que el día 7 de octubre de 2016 (23as antes) Barco le admitía haber preñado a una mujer que atendía. Según esto, Barco habría emitido testimonio contra sí mismo 16as después de que la madre de la criatura presentara ante el Juzgado de Madrid una demanda de conciliación contra la Diócesis de Alcalá con las pruebas de ADN en la mano (las presentó el 26 de septiembre de 2016) junto al padre de la criatura, puesto que el Pliego de acusación de Omella contra Barco mencionaba los mismos apellidos de la misma mujer; es decir, no hay acusación sobre otra mujer ni nunca se ha mencionado. Es inverosímil que Barco aprovechara esos días para ofrecer testimonio contra sí mismo a un tercero que enseguida corre y va a contárselo a un clérigo "que es de todo fiar" que luego se lo cuenta a Omella a todo correr. Finalmente la firma de Conciliación de la madre y padre de la criatura en Alcalá tuvo lugar el 16 de noviembre de 2016.
 - Según el Pliego de acusación esa información que llega al clérigo "desconocido" el 7 de octubre de 2016 de boca de Barco, y que el clérigo desconocido transmite a alguien desconocido el 30 de octubre de 2016, ya la sabían [la "conocían", dice la acusación; no dice "la conocieron" en ese momento] Florentino Rueda, vicario general de la Diócesis de Alcalá de Henares y Pablo Ormazábal. Lo que la Lógica obliga a tomar como cierto e indiscutible es que si "la conocían" antes de admitir que era falsa, es que realmente no "la conocían" sino que "la creían": reconoció el vicario de la Diócesis de Alcalá las pruebas de ADN, y admitió la existencia de cero denuncias de la Diocesis o ante la Diocesis nunca contra Barco. Y de ello se desprende necesariamente que el obispo de Alcalá y todos los que estén interesados pueden saber con tda certeza que la prueba única utilizada para secularizar a Barco es falsa. Y el caso quedaba solucionado definitivamente.

Un Audio prueba que Omella utilizó la falsa paternidad de Barco como excusa

En este Audio se puede escuchar al cardenal Omella acusando personalmente a Barco de otras cosas que no figuran en las acusaciones venidas de Roma. Y lo hace de una manera burda. En cambio, y muy importante, Omella mismo quita importancia a la única acusación que utiliza, la de que Barco tuvo una hija que no tuvo. Ello da indicios de que si hubiera entregado las pruebas de ADN a Roma, hubiera demostrado Omella su absoluta inutilidad. No es creíble que lo hiciera. Abundaremos en esto en una próxima Entrada.

Por lo dicho puede deducirse que tal chapuza de enorme magnitud y tan irrisoria, solamente puede haberse forjado de manera frívola y precipitada, por una personalidad psicopática y obsesiva que tiene prisa en solucionar un entuerto. Y Omella tenía prisa, como demostraremos.

Transcripción de la cinta

CARDENAL OMELLA - (…) yo lo voy a llevar [el documento probatorio de la falsedad de la acusación] pero eso es cosa vuestra, esto no es mío, ni de esta diócesis, yo os quiero ayudar…(…) Total que, les mandé los pa… lo llevé en mano, lo entregué, y pasan los meses y los meses, y yo no sé cuándo sería, antes de abril o mayo, llega el otro día, en agosto me llegó, el 24 de julio cuando estaba yo de vacaciones, en agosto, este decreto. Que lo han mandado a Zaragoza, y se lo han mandado también a Alcalá de Henares. Y le digo [a Miguel Ángel Barco] : me envían esto, fírmalo, y buscaremos una solución para tu... -‘¡es que yo quiero celebrar misa!’, -'y yo qué quieres que te diga, es un tema que ya… ¡vete a hablar con tu obispo!, el de Alcalá, y lo solucionas con él, porque … ¡no es de mi diócesis!' Me alegra que usted … puh puh, le atiendo pero, esto es un tema que tiene que hablar con la Diócesis de Alcalá.
DR. VLADIMIR LAMSDORFF – Lo que usted me cuenta me extraña, porque es que resulta que el vicario de Alcalá a petición judicial, declaró que nunca jamás han denunciado que mosén Barco hubiera tenido prole. O sea, ahí hay algo que, vaya, me extraña.
CARDENAL OMELLA – Que por tener un hijo, no lo secularizan a uno. Yo creo que no, normalmente no. Tiene que haber otra cosa. Yo creo que por eso no tiene que ser. Esas otras cosas me imagino que deben estar porque si no, no hacen esto. ¡ Por un hijo! Muchos, perdón, algunos sacerdotes, pues han… han, tenido esa… esa debilidad, tienen un hijo, hemos conocido… yo conozco alguno, y siguen ejerciendo el ministerio, y ellos han resuelto el tema este. No sé cómo decirlo. En la Congregación deben tener, eso sí, se lo digo yo, como se lo he dicho a él, que no reconoces o no conoces, no lo sé, pero sí que yo no conozco y no puedo …
DR. VLADIMIR LAMSDORFF – Monseñor, él ha recibido de la Congregación una carta, ¡a través de usted!
CARDENAL OMELLA – Siiiii
DR. VLADIMIR LAMSDORFF – … que acusaba, ¡solamente! de haber tenido prole.
CARDENAL OMELLA – Ehhh, entre otras cosas…, ehhh
DR. VLADIMIR LAMSDORFF – ¡Nooo!, de “entre otras cosas” no decía nada!, monseñor…

Los hechos de la Conciliación al detalle

Aconteció así que en fecha 21 de septiembre de 2016 Monseñor Florentino Rueda Recuero, vicario general de la Diócesis de Alcalá de Henares, había acudido en representación de la Diócesis en calidad de notario ante un procedimiento de Conciliación en el Juzgado de 1ª Instancia número 5 de esa población. Esto fue, como decía anteriormente, a petición de la madre de la supuesta hija del sacerdote ahora secularizado y cuya paternidad se le intentaba atribuir a Miguel Ángel Barco como único motivo para su secularización.

El resultado de ese acto de conciliación fue la no-conciliación, pero lo más importante es lo recogido en acta -bajo protección por la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales-, y es que Florentino Rueda en nombre de la Diócesis afirma que

«en la diócesis [Alcalá de Henares] nunca se ha hecho manifestación alguna ni imputación sobre la paternidad a la que se refiere la papeleta de la demanda, por considerar que atañe única y exclusivamente a la esfera íntima y personal de la solicitante».

Con el término que empleo, no-conciliación, se entiende que no había ninguna denuncia en Alcalá contra el sacerdote en cuestión, pero en ese acto se reconoce la documentación y se acepta su presentación por parte de la madre para que quede constancia que el padre de la criatura atribuida al sacerdote Miguel Ángel Barco es otro hombre, quien también estampó su firma.

Miguel Ángel Barco explicaba que si esas pruebas hubieran sido enviadas a Roma, Roma no hubiera podido redactar esa pena contra él. El cardenal que firma en el Vaticano la condena sin haber considerado las pruebas definitivas es el actual Prefecto de la Congregación para el Clero en la Ciudad del Vaticano, el cardenal Beniamino Stella, quien presuntamente dirigió la trama desde la sombra.

La representación actual del sacerdote M A Barco, el abogado Vladimir Lamsdorff, concluye en la querella que

«estas acusaciones han sido hechas a sabiendas de su falsedad y con temerario desprecio de la verdad. (...) existe la muy fundada sospecha que el autor de las falsas acusaciones es el cardenal Omella, puesto que según el canon 1718 del Código de Derecho Canónico de la iglesia católica le corresponde al obispo del lugar iniciar la investigación por delito eclesiástico (Jiménez de Zaragoza, o Reig de Alcalá como diócesis de origen), y ellos desmintieron cualquier resto de inculpación contra Barco».

TE INTERESARÁ TAMBIÉN:
 -  CAMPAÑA CONTRA MUNILLA (IV): UNA IGLESIA ESPAÑOLA DE POST-VERDAD. BARCO COMO PELL 
- CAMPAÑA CONTRA MUNILLA (III) PABLO ORMAZÁBAL COMO BARCO: SE BUSCA CABEZA DE TURCO   
  - OSCURO NEXO (II): EL PAPA PROCESA Y A LA VEZ PROPORCIONA ABOGADO VIP A ZANCHETTA. ARANA IMPLICADO
  - ARRANCA CAMPAÑA CON EL SELLO DE OMELLA CONTRA OBISPO MUNILLA A NIVEL (I)

_____________________________________


Puedes pedir el libro en este enlace . Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular