b51d36afd0bf49b041eaf1471aab3054
 

#QUERELLA vs.ARANA. ¡DESAPARECIDO! LA DEMANDA CONTRA ARANA

Actualizado: 19 sept



Explicábamos en una Entrada anterior que el Padre jesuita Germán Arana, ex rector del seminario internacional de Comillas de los jesuitas en Madrid, España, está técnicamente en Rebeldía desde el día 2 de setiembre de 2021. El 18 de octubre de 2021 el Juzgado de Madrid que instruye la Demanda contra él ordenó su localización.

Mostramos hoy aquí completa la Demanda de 15 de abril de 2021 que ha llevado a que sea emplazado y no se le localice, y por parte de la persona responsable de la Recepción de su último domicilio conocido por el Juzgado se comunique a la funcionaria del Juzgado que "se marchó fuera de España y desconoce si regresará". El formulario rellenado por esta funcionario manifestando este dato puede leer también en el anterior enlace.

Buena lectura.

Jacques Pintor

Jacques Pintor, periodista Copyright @2021 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor
PARA APORTACIÓN DE INFO O DATOS, O UNA CORRECCIÓN, puedes escribir a jacquespintor@gmail.com

EN ESTA ENTRADA:
- Antecedentes: la Demanda contra Arana - abril de 2021
- Daños colaterales al periodista que ha destapado la historia

Antecedentes: la Demanda - 15 de abril de 2021

Aquí puede leerse la Demanda interpuesta por el Rvdo. Barco contra el Padre Arana en abril de 2021, por reclamación de cantidad que se sigue de las injurias, calumnias, y daño moral y económico causado por la actuación de Arana en la trama maña como actor, y también mentor del que dirigió toda la confabulación contra el entonces Arzobispo de Zaragoza, Don Manuel Ureña, el ahora cardenal Juan José Omella.

Destacamos los hechos en los que se basa la Demanda.

H E C H O S,
          Primero. El demandado dirigió al Papa una carta acusando al demandante, sacerdote diocesano, de actos incompatibles con su ministerio sacerdotal, como tener una hija con una menor o enriquecerse con obras parroquiales, así como con graves acusaciones contra el entonces obispo de Zaragoza, Mons. Manuel Ureña (doc.2), cosas todas absolutamente falsas. 
          Como resultado de la misma, fue cesado como obispo de Zaragoza D. Manuel Ureña y el denunciante recibió la comunicación que aporto como doc.3, conteniendo su dimisión del estado clerical. 
          Segundo. La copia de la carta del demandado aportada como doc.2 no lleva fecha ni firma (aunque sí el membrete del demandado). Al caber, por tanto, duda de la autoría de la misma, esta parte solicitó, como preparación del juicio, que se exhibiera la carta al hoy demandado para que declarara acerca de su autoría y en caso de respuesta afirmativa, sobre si la había efectivamente remitido a Roma. 
          Tramitadas las diligencias preliminares con el número ut supra, el hoy demandado se negó a responder a las preguntas planteadas alegando una serie de consideraciones que presentó por escrito (doc.4). 
          Pero entre estas consideraciones, declaró, textualmente, que tiene “obligación de secreto respecto a sus relaciones con el Santo Padre”, por lo que “me está vedado divulgar, exponer, manifestar ninguna cuestión que el Santo Padre me haya confiado” (doc.5). 
          De lo que se deduce: 1) que el Santo Padre le ha confiado algún cometido; 2) que este cometido es secreto, y 3) que la carta exhibida tiene alguna relación con este cometido (si no la tuviera, no habría ni obligación de secreto, ni necesidad de mencionar al Santo Padre). 
          Esto, ya de por sí, es un reconocimiento implícito de autoría. De hecho, es vox populi que el P. Germán Arana, compañero de orden del Santo Padre, con quien coincidió en Roma, es su hombre de confianza en España y su “servicio secreto”, que le tiene informado de los pormenores de la Iglesia española. 
          Pero hay más. 
          El propio P. Germán Arana envió esta carta por correo electrónico al sacerdote zaragozano P. Roberto Ferrer Sarroca. Este, a su vez, la reenvió XX XXX XXXX XXXXX XXXXXXX, quien la reenvió al Letrado que suscribe (doc.6), además de publicarla. 
          Resulta, pues, que la carta en cuestión ni es tan secreta, ni su autoría tan misteriosa.

El religioso jesuita engañó también al Juez en la vista previa de 28 de octubre de 2020. Hizo pasar el religioso en esa vista su intromisión en los asuntos del arzobispado de Zaragoza como misión encargada por el Papa Francisco. Pretendió además que la carta por la que se le juzga, que circulaba torpemente por Internet puesto que él mismo la había mandado por ese medio a sus colaboradores Amador y Ferrer, fue robada de los archivos del arzobispado.

EN RESUMEN, PRETENDÍA ARANA EN ESA VISTA de octubre de 2020:
- El jesuita Arana pretende que su complot contra el anterior arzobispo Don Manuel Ureña tiene la categoría de Sagrada Misión, parece admitir explícitamente en su propia contestación al Juez que el Papa Francisco ordenó el espionaje en el arzobispado de Zaragoza; pretende ante el Juez que su carta contra el arzobispo de Zaragoza mandada al Vaticano pertenece al arzobispo mismo expulsado y a sus archivos episcopales, contra el que Arana mismo conspiraba, y que fue robada. Y lo contábamos en esta Entrada que mostramos abajo,

Daños colaterales al periodista que ha destapado la historia

La interposición de esta Demanda por parte del Rvdo. Barco ha causado daños colaterales necesarios: una persecución contra el propuesto como testigo, el periodista colegiado internacionalmente Jordi Picazo. Le ha valido a este querellas criminales por parte del sacerdote Roberto Ferrer y la ex notaria diocesana Mari Carmen Amador (agentes de Omella y Arana para perpetrar la agresión contra Monseñor Ureña). Ferrer y Amador hurtaron documentos, y reclutaron personas para que espiaran a otros sacerdotes para acusarles de homosexualidad, e interpusieron denuncias falsas.

También agredió Ferrer al periodista Jordi Picazo empujándolo en la calle, insultándolo, y molestando a personas conocidas de este en la misma iglesia que ilícitamente gobernaba sin permiso para ello, la Basílica de Santiago el Mayor en la ciudad de Zaragoza. De Ferrer y de Amador pende todavía, hay que recordarlo, pena de cárcel que ha sido recurrida ante el Tribunal Supremo por presuntamente robar dineros de la Diócesis.

Omella participó ab oculto apoyando la primera querella criminal de Ferrer y Amador contra Picazo (archivada por la jueza de Zaragoza y por la Audiencia Provincial en defensa de la labor de periodismo serio y profesional de Jordi Picazo) aportando a un perito detective policial que trabaja en una institución universitaria bajo el paraguas de su fundación del arzobispado de Barcelona, y fue archivada esta querella por la Juez de 1ª Instancia en Zaragoza, y también por la Audiencia provincial de Zaragoza en defensa del periodismo veraz y libre. Informaremos sobre ello.

La intención de todo ello, como manifestó Picazo ante la Juez de Primera Instancia en Zaragoza, era desprestigiarlo y bloquear su testimonio para el que ha sido requerido en el juicio contra el socio del ahora cardenal Omella, el Padre Arana (como se lee en la Demanda más arriba) en la urdimbre de la trama fratricida contra Monseñor Manuel Ureña Pastor.


COMENTA Y PARTICIPA EN LA CONVERSACIÓN EN

TWITTER - pincha en el pajarito para piar

___________________________________________


Puedes pedir el libro en este enlace.


DONAR A TRAVÉS DE PAYPAL Puedes querer considerar hacer un Donativo. Desde 1, a través del botón de Paypal más abajo. Los gastos para sostener la página WEB son cuantiosos, e incluyen el servicio jurídico para defender este trabajo de las querellas que interpongan aquellas personas que denunciamos en esta investigación colegiada, de cuyo archivo por parte de la Justicia en favor del periodismo libre iremos dando buena cuenta.