¿OMELLA PROMUEVE A UN ABUSADOR COMO PROFESOR EN UNA ESCUELA? SILENCIOS DE UN CARDENAL (III)


En esta Entrada re visitamos otro grave silencio del cardenal Omella. Se trata de su no-respuesta a un correo electrónico, resumen de la conversación telefónica entre el cardenal y el abogado de Barco en 2017, cordialmente enviada de inmediato después de esa conversación, un 18 de setiembre de 2017. El cardenal había sugerido al abogado que le daría un trabajo a Barco en una escuela de profesor de religión, utilizando su influencia, con la condición que el Rvdo. Miguel Ángel Barco aceptara una secularización sin culpa por su parte que remotamente la mereciera. La alternativa era quedarse sin ingresos, sin casa, sin seguridad social.

Barco no aceptó.

Jacques Pintor

Copyright @2020 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com
EN ESTA ENTRADA: 
- Amenazas de Omella
- El correo electrónico 

Tenemos un problema: esta proposición del cardenal implica uno de los siguientes escenarios: el cardenal está dispuesto a promover a un abusador sexual como profesor, puesto que le acusa de eso implícitamente. Recordemos que la única acusación era que había tenido una hija, y se demostró que no era cierto. Pero el cardenal insistía en que "algo habrá" si le acusan, implicando abusos inventados contra él por el mismo equipo inmoral de Omella.

O, escenario dos, el cardenal ha acusado a una persona de ser abusador y sabe que no lo es. En ambos supuestos, con el código penal español en la mano el cardenal estaría condenado posiblemente a pena de cárcel. En otros países, a la muerte.

En esa conversación telefónica había sugerido Omella que no podía emitir por escrito un documento que admitiera que no había habido ningún tipo de abuso por parte de Barco, y así poder Barco acceder a un puesto de profesor en un Instituto.

Ambos escenarios mostrados llevan a una misma conclusión: el hecho de ofrecerle un trabajo en una escuela "porque yo soy un cardenal", implica, como hemos explicado antes y salvando el honor del mismo cardenal, que Barco es inocente.

Y la razón que daba el cardenal Omella para decidir que no podía emitir tal documento por escrito es el miedo que tenía el cardenal de que el sacerdote Barco lo utilizara en su contra. Precisamente. Y aunque no lo emita, el hecho de haber ofrecido este trabajo coaccionando a Barco, ya pone a Omella en una muy difícil situación.


El correo electrónico


El correo electrónico enviado al cardenal dice así:

Estimado Juan José,
Tal y como hemos acordado telefónicamente, envío este mail resumen de nuestra conversación.
La secularización de Miguel Ángel, le causa un grave perjuicio por la difícil incorporación a la vida laboral con su historial clínico, edad y en cuanto que se le estigmatiza, ya que se le hace socialmente "responsable" de las acusaciones de "abusos" que todavía subsisten por internet.
Respecto a la posibilidad, que le ofreció, de impartir clases de religión, decir que el decreto de Roma lo prohíbe, por lo que es necesario la dispensa en este sentido.
Además creo que sería imprescindible, que se obtuviese una carta de la Iglesia, en la que igual que existe en el ámbito civil, se le exonera de procedimiento eclesiástico alguno por abusos sexuales, siendo esto importante para impartir clases, como para poder optar a cualquier trabajo hoy en día. A este respecto, indicar que se lo hemos solicitado a la Diócesis de Zaragoza, negándose su obispo en escritos de 19 de julio y 21 de septiembre de 2016. Recordar que la Congregación para el Clero, le consultó al respecto a esa Diócesis, a principio de diciembre de 2015, y esta no tuvo reparo en contestar que las únicas acusaciones que había era informaciones periodísticas. Por lo que parece absurdo el recurso a la jurisdicción ordinaria para solicitar esa carta de "recomendación".
Ruego también, se concrete en los próximos días lo máximo posible, de qué forma se le va a ayudar al Sr. Barco.
Por último, indicar que el mencionado decreto de Roma, me produce cierto asombro, en cuanto que no contesta, ni hace referencia a ninguna de las alegaciones que profesionalmente se me hizo presentar. Para tranquilidad de D. Miguel Ángel, y que tenga la certeza que se ha hecho todo lo posible en su defensa, sería deseable que la Congregación manifestara que las recibió e incorporó al expediente, siendo suficiente la contestación a este respecto del mail que envié a "clero@cclergy.va" con fecha 27 de marzo pasado.
Un cordial saludo,
Fernando

El soborno de Omella a Barco

El cardenal Omella pone, en una reunión anterior, a Barco de frente a la visión de tener un trabajo atendiendo como laico el servicio religioso de un hospital, y ofreciéndole dinero negro cada mes independientemente del monto de su salario en ese hospital, lo que Barco rechaza por dignidad humana y porque no acepta el soborno de admitir una culpa que no es suya y como pieza de una trama criminal.

Y Barco lo rechaza aun siendo la alternativa quedarse sin sueldo ni subsidio de desempleo, al ser la relación de un sacerdote católico con su obispado una relación no laboral en España, solamente de voluntariado. Actualmente vive de la limosna de familias amigas, y sin casa propia.

TE INTERESARÁ TAMBIÉN:
- SOBORNO (II). EL CARDENAL OMELLA QUISO SOBORNAR AL RVDO. BARCO

_______________________________

Puedes pedir el libro en este enlace. Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular.