b51d36afd0bf49b041eaf1471aab3054
 

EXTORSIÓN DEL SR. BIARNÉS AL CARDENAL OMELLA



«¡HIJO DE PUTA, ME HAS HUNDIDO LA VIDA!» (Salvador Biarnés)

Diccionario de la Real academia Española
extorsión (ver haciendo clic aquí)
Del lat. extorsio, -ōnis.
1. f. Presión que se ejerce sobre alguien mediante amenazas para obligarlo a actuar de determinada manera y obtener así dinero u otro beneficio.
2. f. Trastorno o perjuicio.

Salvador Biarnés ha estado extorsionando al cardenal Omella. El que ahora vomita estas palabras a Jordi Picazo: «¡HIJO DE PUTA, ME HAS HUNDIDO LA VIDA!». Y le vomita estas palabras en su búsqueda de culpables de esta nueva situación que acaba con su sueño de convertirse en sacerdote de la Iglesia Católica. Claramente, Jordi Picazo, como Biarnés y como tantos, son víctimas -si se dejasen, esto es- de las maniobras conspiratorias del cardenal. Jordi Picazo, periodista colegiado, ha venido denunciando los abusos litúrgicos y de favoritismos y la tolerancia de la homosexualidad por parte de Omella en Santa María Reina, como informábamos en otras Entradas. Sin embargo, es fácil de entender que la trama de la Casa de Santiago, y la custodia de las pruebas al margen del conocimiento de los cardenales que han buscado destruir todo rastro en los últimos años, a diferencia de las asociaciones mentales que hace Salvador Biarnés, no tienen nada que ver, o poco. Sobre esto abundaremos en las siguientes Entradas.

Ya el año pasado, el cardenal Omella (3 de octubre de 2020) en una de sus regulares visitas a la basílica de santa María Reina en el exclusivo barrio barcelonés de Pedralbes, había comentado al rector y párroco Monseñor González-Agápito,

a ver si arreglamos lo de Salvador”.

Con esta frase se entiende que el Sr. Biarnés llevaba tiempo presionando al cardenal Omella para que se le ordene sacerdote. No entendemos qué fuerza puede tener la presión de una persona sin relevancia como Salvador Biarnés sobre uno de los cardenales que actualmente tiene más poder en sus manos en todo el orbe católico, Omella.

En un momento posterior, ya a finales del año 2020 Omella hace un intento de expulsar, nos explican, al Sr. Biarnés de la parroquia de Santa María Reina de Pedralbes -no sabemos si fue un intento de quitárselo de encima definitiva o temporalmente- animándole a ir a una casa de reposo. El motivo fue a raíz de un estado de inestabilidad emocional de Biarnés en la que llegó a maltratar verbalmente y con lanzamiento de objetos a varias personas en la parroquia de Santa María Reina, nos explican. Fue entonces, y Biarnés -que sufre de incontinencia verbal- así lo va explicando en sus redes sociales, cuando escribe un correo electrónico al secretario personal del cardenal, el Rvdo. Marc Lavori, amenazando al mismísimo cardenal con que si lo saca de ahí, hará pública una información que sería un bombazo. Y Omella entonces transige. ¿Qué información será esa, que tanta fuerza tiene? Probablemente en el entorno de Biarnés se sepan cosas que el cardenal no quiere que salgan a la luz. Cosas muy graves.


Reacción de Biarnés en su Facebook (por ende público) y que falsea las razones

Salvador Biarnés mandaba este mensaje a seguidores suyos en sus Redes Sociales:

"Yo no pienso pedir nada para mí. El Pedro y la María eran empleados nuestros y Omella metió las narices. Monseñor presentará la renuncia; Yo el tres de noviembre comienzo el Camino de Santiago desde aquí. No pienso reclamar nada a nadie. Vuelvo a mi casa en Ascó; antes, sin embargo, reclamaré justicia por el caso de la Casa de Santiago. No debe tolerarse que la jerarquía haya tapado un caso como este. Más cuando el Papa ha pedido que echemos luz. Yo el lunes 12 volveré a ponerme delante del obispado por este caso y convocaré a quien quiera venir a las 21 H a rezar el rosario con antorchas. Es lo único que puedo hacer. No abandonaré la parroquia hasta después de Navidad. Volviendo del Camino de Santiago debo recoger, y hay mucha cosa.

____________________________


EN AMAZON Y EN TU LIBRERÍA FAVORITA

Puedes pedir el TERCER volumen de la obra en este enlace.