EL OBISPO JESÚS CATALÁ, AGREDIÓ Y PERSIGUIÓ AL CURA DE ÉPILA



El ahora obispo de Málaga y antiguo obispo de Alcalá de Henares Jesús Catalá ha tenido mucho que ver en el calvario por el que está pasando todavía el reverendo Miguel Ángel Barco ante la mirada impasible de la mayoría de sus compañeros de Zaragoza en el sacerdocio católico que ejerce, a pesar de la persecución por intereses de carrerismo del ahora cardenal Juan José Omella y Omella, actual arzobispo de Barcelona.

Nos han remitido recientemente una relación de los hechos acaecidos en torno al año 2015, claves en el drama de la conocida como Trama Maña. Vemos cómo el obispo Jesús Catalá ya era polémico en esa época, no solamente ahora como obispo de Málaga como ha venido mostrando la prensa española. Te dejo con este relato, amiga lectora, amigo lector, y al final de esta Entrada te propongo de nuevo la lista cronológica de los hechos relacionados con la trama maña de los años 2015 y 2016, trama que todavía dura y que está por dirimir, encontrándose el cardenal Omella en una causa ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y el jesuita Arana en entredicho ante los tribunales civiles de Madrid.

Buena lectura.

Jacques Pintor

Copyright @2021 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com, Twitter @jacquesplease 

EN ESTA ENTRADA:
- El relato de los hechos del ataque al Rvdo. Barco desde la jerarquía y por envidias clericales	
- Algunos datos cronológicos de los hechos entre los años 2015 y 2016

El relato de los hechos del ataque al Rvdo. Barco desde la jerarquía, y por envidias clericales

El Rvdo. P Miguel Ángel Barco fue informado a principios del año 2015 directamente y de palabra por el nuevo arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, que el caso del diácono homosexual secularizado estaba cerrado y que no había habido nunca ninguna acusación contra él párroco Barco. El programa radiofónico de Cadena SER del 27 de febrero 2015 permite escuchar al nuevo arzobispo de viva voce explicar cómo el conflicto párroco-diácono estaba solucionado ante los estamentos eclesiásticos. Sin embargo, el arzobispo envió al párroco a su Diócesis de procedencia, Alcalá de Henares, en busca de un supuesto hijo biológico del año 2007. El buen hacer del entonces Consejo Parroquial de la parroquia de Santa María de Épila evitó que esta noticia fuese dada a conocer a la feligresía, pues el mismo obispo de Alcalá monseñor Reig-Pla comunicó a Miguel Ángel Barco que las dudas surgidas a este respecto estaban superadas y el caso estaba cerrado, además de prescribir las faltas de esta naturaleza a los cinco años.

Pero posteriormente al relevo y salida definitiva de Miguel Ángel Barco como párroco de Épila, el obispo de Alcalá comunica a Miguel Ángel Barco que el caso de la supuesta paternidad ha sido reabierto y que el Prefecto de la Congregación para el Clero, el cardenal Stella, ha exigido al obispo de Alcalá que solicite a Barco la petición de la dispensa de sus obligaciones sacerdotales y la renuncia a su ministerio sacerdotal: sin proceso, sin contrastar versiones, sin citar al interesado.

Se deriva de ello una especie de sentencia exprés, y se propone una retirada de licencias ministeriales como medida cautelar. Pero cautelar, ¿en relación con qué o con quién?, puesto que según el arzobispo Jiménez de Zaragoza, las medidas a tomar frente a Barco eran simplemente de conclusión del periodo de Comisión de Servicios. En este particular el Arzobispado de Zaragoza procedió con notable irregularidad, pues si bien el nombramiento de Barco como párroco de Épila había vencido en septiembre de 2013, también es cierto que en enero de 2014 Barco se tomó la molestia de comunicar al Arzobispado y al entonces arzobispo de Zaragoza Monseñor Ureña el vencimiento de su nombramiento, por lo que a fecha 14 de Enero de 2014, se le renueva y se le actualiza su nombramiento. Dato este, que ni el arzobispo ni la curia parecía contemplar, aun siendo dicha renovación plasmada en documento oficial y autentificada por el secretario canciller, Joaquín Aguilar, y contando dicho documento con registro de salida.

No obstante, aun viendo la irregularidad del procedimiento, el Consejo Parroquial de Santa María de Épila aconsejó a su párroco Don Miguel Ángel Barco, que no presentara reclamación al arzobispo, pues en la reunión que el Consejo Parroquial mantuvo con el arzobispo, después de haberla solicitado con insistencia los miembros de dicho Consejo se vieron ninguneados, e incluso insultados por el arzobispo Vicente, que les sugirió que abandonaran sus cargos, pues otros vendrían tras ellos. Existe acta detallada de esa reunión, que evidencia la mala gestión, y la falta de buenos modales de monseñor Vicente Jiménez para con este grupo de personas.

Pero lo que el Consejo pudo percibir con unanimidad es que el arzobispo decía y se desdecía con el único fin de lograr la salida inmediata del párroco. El Consejo, muy a su pesar; aceptó no mantener ninguna oposición frente al arzobispo; con el fin de facilitar a Don Miguel Ángel Barco su continuidad en el ejercicio ministerial. Pero las buenas intenciones de este grupo de fieles se vieron malogradas cuando, al llegar Barco de regreso a su diócesis de origen, a Alcalá de Henares, se le niega una misión pastoral y se le sugiere tomar unos días de descanso.

Informados los abogados del Rvdo. Barco de la situación, se buscaron las causas de la reapertura del caso de su presunta paternidad biológica. Todo había sido zanjado a comienzos de 2007, incluso con documentos redactados por las partes, que clarificaban la ''no'' paternidad de Miguel Ángel. Barco. El mismo Vicario General de Alcalá, el Rvdo. Florentino Rueda Recuero por mandato y en nombre de S E.R. Jesús Esteban Catalá Ibáñez, había dejado constancia escrita a la madre de la supuesta hija del presbítero, que el obispado y el mismo obispo no había afirmado ni informado de dicha supuesta paternidad.

Pero no fue esa la actuación ni el proceder “ad intra” del entonces prelado diocesano del Alcalá, el cual envió a sus superiores eclesiásticos un informe al respecto, en el cual aportaba su versión u opinión, afirmando que Miguel Ángel Barco era padre de la criatura.

Ni siquiera el obispo benévolo que aceptó temporalmente a Miguel Ángel Barco, en Comisión de Servicios en la diócesis de Zaragoza, recibió por parte del obispo de Alcalá, ningún informe de este enredado asunto, cosa que en rigor debería haber hecho, tal y como indica el Derecho Canónico. El obispo Catalá solamente dio su parecer particular a superiores eclesiásticos haciendo caso de versiones de personas desautorizadas y mensajes anónimos de correo electrónico a cuyos desconocidos autores el mismo obispo Catalá había exigido por medio del entonces canciller secretario José Ignacio Figueroa que acreditaran su identidad para poder considerar sus acusaciones, identidades que nunca se dieron a conocer.

El obispo Catalá comunicó también por escrito a la madre de la niña que era imprescindible que revelase la identidad del padre biológico para poder dirimir toda sospecha de paternidad de Miguel Ángel Barco. Esto fue una propuesta muy grave, pues supone una invasión en la intimidad de- terceras personas, pero, no obstante se accedió a realizar pruebas y a presentar físicamente al padre de la niña cuando éste se personó en las dependencias del obispado, siendo al final recibido un minuto por el Vicario General en un pasillo. y sin ninguna discreción, sin hacer ni levantar de esa presentación un acta formal.

No obstante, el obispo Catalá, conocido en Valencia, en Alcalá y ahora en Málaga por sus curiosas técnicas de psicología, se atrevió a plasmar por escrito una descripción sui generis del sacerdote y de la joven, afirmando que entre ellos se daba una situación de manipulación y sometimiento emocional, siendo este diagnóstico muy grave sin las adecuadas pruebas de personas autorizadas para emitir dichos informes. La joven contaba veinticuatro años de edad en el momento. No era por tanto ninguna niña ni es una mujer ingenua, como ha demostrado con su carrera universitaria, con su compromiso laboral ininterrumpido durante todos esos años, y su capacidad y el ejerció de madre en las circunstancias por las que ella misma y el padre biológico han decido optar.

Todo esto originó la rápida movilización de la madre de la niña, al saber que el Rvdo. Miguel Ángel Barco había vuelto a ser cuestionado por ese tema que todos creían cerrado, incluso el nuevo obispo de Alcalá, monseñor Reig Pla. La madre soltera acudió a su abogado familiar, el cual aconsejó realizar las pruebas con el padre de su hija, cosa que no se había realizado hasta el presente, y de hecho era lo que en definitiva podía sugerir el obispo Catalá cuando propuso a la madre por escrito que revelase la identidad del padre. Esto no fue ni ha sido una cuestión fácil, pues cada persona tiene derecho absoluto a su intimidad, y esta prueba podría causar serios problemas en más de un núcleo familiar. Pero no obstante se lograron realizar, eso sí, con unos requisitos de confidencialidad, riesgo que conllevaba hacer pública una información, cosa que solamente debería competer en la conciencia particular de las personas a las que este asunto implicaba en primera persona.

La madre de la niña solicito a comienzos de Mayo 2015 una audiencia al obispo de Alcalá, S.E.R. Juan Antonio Reig Pla, la cual le fue concedida el 19 de Mayo, a la cual compareció Doña XXX XXXX XXXXXX con su abogado para despejar dudas y aclarar hechos. Pero el obispo Reig, comunicó a XXX y a su abogado, que el caso de la supuesta paternidad de Don Miguel Ángel Barco era un asunto cerrado y superado y que tan solo se había procedido a un mero traslado de Don Miguel Ángel de Zaragoza a Alcalá por el asunto en relación con la polémica con el diácono de Épila. Y que podían marchar tranquilos.

El abogado de la madre comunicó a Miguel Ángel Barco, que aquel tema de la paternidad no estaba relacionado con la situación en la que el sacerdote pudiera encontrarse en la actualidad. El 20 de Mayo de 2015 es citado Don Miguel Ángel por el obispo Reig, el cual le presenta un decreto ya redactado por medio del cual se le pide que firme la aceptación de la retirada cautelar de las licencias ministeriales por motivo de una paternidad biológica no clarificada. La no conformidad de Miguel Ángel respecto al contenido de dicho decreto fue fruto del desconcierto frente a las versiones cambiantes y los argumentos mutables según a quien, cuando, y cómo eran trasmitidos.


Cronología de los hechos entre los años 2015 y 2016

2015

- 15 de Enero - Francisco nombró obispo de Osorno a Juan Barros.

- 12 de Febrero - Fernando Chica acaba de observador permanente de la Santa Sede en FAO, IFAD, y PAM.

- 1 de Marzo – El Arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, cesa al Rvdo. Barco como párroco de Épila y lo remite a su diócesis de procedencia, Alcalá de Henares.

- 5 de Marzo – El Rvdo. Javier Belda acompañó como abogado a Miguel Ángel Barco a hablar con Reig Pla sobre la presión a la que eran sometidos tanto el obispo Reig Pla como Barco por parte del cardenal Stella.

- 13 de Marzo - Francisco anunció en la Basílica de San Pedro un Año Jubilar de la Misericordia.

- 17 de Abril – Informe de los laboratorios certificados sobre las pruebas de ADN certificando oficialmente la paternidad biológica de la criatura atribuida al sacerdote Barco a una madre y un padre, otro que el sacerdote

- Junio.- La Archidiócesis de Zaragoza anuncia que el nuevo Rector del seminario, en sustitución de Alfonso Palos, será Fernando Arregui, de 48 años.

- 25 de Junio – Wasaps entre Ferrer y Omella

- 30 de Junio - Mari Carmen Amador fue finalmente despedida por el Arzobispo Vicente Jiménez de su puesto de notaria en la arquidiócesis de Zaragoza por "faltas repetidas e injustificadas de asistencia, retraso o abandono de su puesto de trabajo".

- 4 de Julio - El Papa llama a Arana y Arana supuestamente le informa del despido. Según Arana el Papa le recomienda que denuncien al Arzobispo Vicente Jiménez por despido improcedente. Correo de Germán Arana a Roberto Ferrer explicando la situación

- 20 de Agosto - Wasaps de Ferrer a Omella reconociendo que Omella dirigió desde la sombra la recogida de datos contra Ureña

- 6 Noviembre - Monseñor Omella es nombrado arzobispo de Barcelona

- 26 de Diciembre – Omella toma posesión de su Sede Metropolitana de Barcelona


-2016

- 23 de Mayo - El arzobispado de Zaragoza cedió antes del juicio en el que se le demanda por despido improcedente de la ahora ex notaria Mari Carmen Amador, llegando a una conciliación.

- Mayo - Germán Arana envía una carta intimidatoria al Arzobispo de Zaragoza Jiménez.

- Septiembre - El Rvdo. Miguel Ángel Barco -perteneciente a la Diócesis de Alcalá pero residente por salud en Barcelona- se presenta por cortesía ante el Arzobispo Omella en Barcelona tras su operación y recuperación de otro cáncer.

- 21 de Septiembre - Monseñor Florentino Rueda Recuero, vicario general de la Diócesis de Alcalá de Henares, acude en representación de la Diócesis en calidad de notario ante un procedimiento de Conciliación en el Juzgado de 1ª Instancia número 5 de Madrid ante la madre y el padre de la criatura atribuidas al Rvdo. Barco. Todos los implicados firmaron conforme las pruebas de paternidad mostraban que el padre biológico no era Barco (Doc. 13).

- 13 Octubre – El cardenal Stella aparta al obispo Reig Pla de la tutela de Miguel Ángel Barco y lo asume directamente el mismo Stella como Prefecto desde la Congregación del Clero confiando al cardenal Arzobispo de Barcelona Juan José Omella las gestiones para expulsar al Rvdo. Barco del sacerdocio.

- 12 de Noviembre – El cardenal Omella cita al Rvdo. Barco y le entrega una carta remitida por el Arzobispo Mercier, secretario de la Congregación del Clero, en la que se le informa que esa Congregación ha recibido una denuncia contra Barco sobre la inobservancia del celibato y posterior nacimiento de prole. Barco solicita poder conocer las supuestas acusaciones que la Congregación dice tener contra él.

- 16 de Noviembre – Acta de Conciliación entre los Demandantes padres biológicos de la criatura atribuida al sacerdote Barco, y la Diócesis de Alcalá de Henares (Doc. 14).


TAMBIÉN TE INTERESA:
- El arzobispo Jiménez ante la cadena SER: NINGUNA ACUSACIÓN CONTRA BARCO: ARZOBISPO JIMÉNEZ DESMIENTE PÚBLICAMENTE AL CARDENAL OMELLA 
- Leído por Yanelis: EL GRAN PERSONAJE OLVIDADO DE LA "TRAMA MAÑA": LA    NIÑA 
- ASÍ SE LO EXPLICAMOS AL NUNCIO DEL PAPA EN ESPAÑA (I) 
- ASÍ SE LO EXPLICAMOS AL NUNCIO DEL PAPA EN ESPAÑA (II)
- ASÍ SE LO EXPLICAMOS AL NUNCIO DEL PAPA EN ESPAÑA (y III)
- CARTA ABIERTA de Jacques Pintor A FRANCISCO: LA CORRUPCIÓN DE OMELLA Y ARANA 
- ARTÍCULOS EN LA PRENSA INTERNACIONAL RELEVANTES A LA TRAMA DE ZARAGOZA 


____________________________


Puedes pedir el TERCER volumen de la obra en este enlace. Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular.