#INFORMEAMADOR (I) MARI CARMEN AMADOR, DE CAZADORA A CAZADA

Actualizado: mar 17


#INFORME AMADOR - Ofrecemos en esta Entrega I todo lo referente al la ex notaria Mary Carmen Amador, espía del Cardenal Omella y del jesuita Arana en los pasillos de la Diócesis de Zaragoza, tal y como ya hicimos con el padre jesuita rector del Seminario Internacional de Comillas en Madrid, Germán Arana, con el jefe de la Sección Española de la Secretaría de Estado del Vaticano y Asistente al Presidente (el cardenal Beniamino Stella) de la Pontificia Academia Eclesiástica Monseñor Fernando Chica y con el cardenal Omella, con pequeños extractos del libro que corresponden a información sobre estos personajes.

Todas estas Entradas pueden encontrarse en las categorías INFORME ARANA, INFORME OMELLA, INFORME CHICA, y así sucesivamente.

En este caso del Capítulo de Mary Carmen Amador, ahora condenada a meses de carcel por la Audiencia Provincial de Barcelona, esta es la PARTE I de la Entrega.

Esta PARTE I se inicia en la pág. 3 de mi libro "Complot de Poder en la Iglesia Española: Barco contra Omella", referenciado al final de esta Entrada y llega hasta la página 64, en 4 minutos de lectura.


¡Buena lectura!


Jacques Pintor, periodista Copyright @2020 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor PARA APORTACIÓN DE INFO O DATOS, O UNA CORRECCIÓN, puedes escribir a jacquespintor@gmail.com


PÁG. 3,4

"Según relata el Padre Germán Arana al exvicario Judicial de Ureña, Roberto Ferrer Sarroca, el Papa Francisco animó a la ex notaria María Carmen Amador a denunciar a D. Vicente Jiménez por despido improcedente. El mismo Ferrer Sarroca dejó su cargo de vicario judicial en solidaridad con María Carmen Amador ante el despido de esta. Y a todo esto el Padre Germán Arana debía prestar su ayuda a petición del Papa. Puede consultarse este correo electrónico en el apartado Documentos al final del libro".


PÁG. 35

"En el año 2014 el todavía obispo de Logroño-La Calzada Monseñor Juan José Omella seguía en plena campaña contra Monseñor Ureña. Ya habían salido de la mano del rotativo aragonés El Periódico de Aragón los wasaps del cardenal Omella a sus informantes en la “trama maña”, la entonces notaria del arzobispado de Zaragoza María Carmen Amador y el vicario judicial Roberto Ferrer, alentándoles en el espionaje al arzobispo Ureña. Así, en su wasap Omella escribía a Roberto Ferrer, todavía vicario judicial del Tribunal Interdiocesano de 1ª Instancia de Zaragoza que

«Ya sé que no paráis en la recogida de datos. Ánimo. Va todo, por lo que veo, por buen camino. Seguid así. Ojalá logremos sanearlo todo. Un abrazo»".

PÁG. 42

"A pesar de todo ello se basan en el testimonio que le piden al ex diácono Daniel Peruga para las acusaciones y secularización de Miguel Ángel Barco, cosa esta que es una grave contradicción pero que convenía para deshacerse del arzobispo Manuel Ureña. Y ello puesto que Arana es conocedor del peligro que para el Papa Francisco entraña tener homosexuales entre los formadores de los seminarios. Este testimonio de nueve páginas de Daniel Peruga circuló tras encontrarse en el ordenador de la ex notaria María Carmen Amador, y certifican diversas fuentes que lo escribió ella misma entrevistándose con Daniel Peruga, haciéndolo pasar como escrito en primera persona por el mismo Peruga".


PÁG. 61,62

"La ex notaria María Carmen Amador ha querido ejercer de víctima de Omella y Arana en el juicio para que se la absolviera, pero aunque es víctima de su asociación con Omella y Arana en verse despedida, no lo es en este acto delictivo financiero. Incluso dijo la exnotaria a la prensa que como, según ella, los jueces en Zaragoza son cercanos al Opus Dei, se veía condenada de antemano.

Un potpurrí que si algo refleja es la desorientación y psicopatía de los colaboradores de Omella y Arana para expulsar al arzobispo Ureña de Zaragoza. Amador es, sí, víctima del complot de Omella y Arana porque D. Vicente Jiménez viendo el percal al llegar a su nueva diócesis, hiló más fino y purgó lo que no hubiera purgado si no hubieran existido estas conspiraciones en palacio.

Parece complicado creerse que según Amador, el Opus Dei ayudaría a Omella -y de rebote a Arana- facilitando la condena de Amador y Ferrer a través de jueces afines al Opus Dei y a Omella. Más bien podría esperarse en una tal conspiración todo lo contrario, que facilitaran los jueces la absolución de Amador y Ferrer y luego marchara el arzobispo D. Vicente por jubilación si el objetivo fuera sacar las castañas del fuego a Arana y Omella. Así se cortaba la hemorragia. Condenar a los colaboradores de Omella es poner sobre la mesa, y facilitar que un Jueza imparcial llame un día al cardenal Juan José Omella a testificar y a Arana también. Y ese día está cerca.

Además de lo dicho, no cabe duda de que el hecho de involucrar a la Prelatura del Opus Dei en el resultado de un juicio en el que Amador confunde su presunto delito financiero con las consecuencias de su otra fechoría como compinche de un cardenal corrupto, puede entenderse, más que como un ejercicio de imaginación "a lo Harry Potter", como fruto de un delirium tremens.

"El sacerdote y ex vicario judicial Roberto Ignacio Ferrer Sarroca y la abogada y ex notaria de su tribunal María del Carmen Amador han sido condenados como autores de un delito continuado de apropiación indebida por quedarse 3.840 euros que deberían haber ido a parar a las cuentas del Tribunal Eclesiástico, es decir, al arzobispado de Zaragoza". Así lo explica Heraldo de Aragón en su edición de 30 de octubre de 2019. La sentencia declara probado que se apropiaron del dinero correspondiente a los honorarios de un perito que había renunciado a ellos para abaratar costes a los litigantes en el Tribunal Eclesiástico".


PÁG. 63,64

"Así, decíamos, en la mañana del 15 de julio de 2019 tuvo lugar en los Juzgados de Zaragoza el juicio de más de cuatro horas de duración contra la ex notaria María del Carmen Amador y el ex vicario judicial Roberto Ferrer por querella interpuesta por el actual arzobispo de Zaragoza Monseñor Vicente Jiménez. Todo rondó alrededor del uso indebido de una cantidad ligeramente por debajo de los 4.000 euros que habrían presuntamente utilizado los dos querellados en beneficio propio, cobrándolo indebidamente de peritajes en procedimientos de nulidad matrimonial mientras que el perito psicólogo había renunciado a cobrar por su trabajo. Y el perito en cuestión habría renunciado a cobrar la minuta en un intento de sintonía personal con la nueva norma del Papa Francisco para abaratar e incluso reducir a coste cero estos procedimientos de nulidades matrimoniales. Este perito psicólogo habría llegado ya a la edad de jubilación pero seguiría ejerciendo como perito voluntariamente, no pudiendo cobrar los emolumentos junto a la jubilación y optando por seguir trabajando gratis".


Continuará...

___________________________________________


Puedes pedir el libro en este enlace. Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular.