OMELLA: SILENCIOS DE HIELO DE UN CARDENAL (I)

Actualizado: jun 30

A las tres semanas del confinamiento a causa del Covid 19, el cardenal Omella afirmaba en una entrevista concedida a ABC el 8 de abril de 2020, que durante la crisis sanitaria estando “confinado en casa… respondo correos y llamadas de teléfono. También hago llamadas para acompañar a los que están solos…”.

Pues bien, el Rvdo. Barco se dirigió durante esta crisis en tres ocasiones al cardenal, por carta, por wasap y por correo electrónico, y el silencio sepulcral fue la respuesta.

Jacques Pintor

Copyright @2020 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com

EN ESTA ENTRADA: 
- Una carta, un correo y un wasap de Barco sin contestar
- Omella se contradice en sus discursos públicos. Mentiroso compulsivo
- AUDIO - Opinión de Roberto Ferrer sobre Omella: superficial, no se implica, saca pelotas fuera

Siempre se podría suponer que en la situación de litigio que existe entre Barco y Omella por la vía penal no cabrían acuerdos personales. Pero nada más lejos de la realidad. Los magistrados jueces siempre han tenido a bien aplazar o suspender una causa cuando entre las partes surge entendimiento. Y si es como en este caso, por la vía penal, también los fiscales favorecen y apoyan que se den esas circunstancias que siempre acaban resultando favorables.


El Rvdo. Barco formulaba en su carta al cardenal Omella (puedes leer la carta más abajo) de fecha 25 de febrero de 2020 el siguiente planteamiento: "Mons. Omella, llegados ya a esta situación para mí más que limite, pues va a hacer ya dos años que no recibo aportación económica ninguna y me han dejado de cubrir la Seguridad Social, y todo por mandato escrito de Mons. Stella (ver documento 1), me veo en la urgente necesidad de preguntarme y de buscar con todas mis fuerzas respuestas a: ¿Por qué usted no quiso hacerse cargo en noviembre de 2017 del documento judicial de Madrid, que negaba tajantemente las acusaciones de la Congregación del Clero contra mí? ¿Por qué dijo usted haber aceptado de la Congregación el papel de mediador, para después negarse a llevar esa documentación que reflejaba ser contraria a lo que usted trajo de Roma contra mí? ¿Por qué me remitió usted por dos veces a la Diócesis de Alcalá si existe documento escrito por medio del cual se aparta a mi obispo de mi caso y se le confía a usted?"

Estas tres preguntas contundentes reclaman una respuesta que sería muy esclarecedora para el tema que nos ocupa. Pero el Cardenal Omella prefirió ya con anterioridad declarar por escrito ante la Jueza instructora y suplicar a la magistrada juez a través de uno de los bufetes de abogados más caros que no se reabriera dicha querella contra él, manifestando que "Barco no busca defenderse de nada sino únicamente perjudicar la persona y el ministerio de Omella perpetuando sospechas contra él".


La carta - documento 1

Dos mensajes en WhatsApp - documento 2

No obstante, aunque Omella no incluyó la respuesta a esa carta entre los correos que decía estar respondiendo durante el confinamiento para practicar la misericordia, el Rvdo. Barco volvió a dirigirse a él, esta segunda vez por medio de la cuenta personal de WhatsApp del cardenal en fecha 1 de abril de 2020, y de nuevo le recordaba la necesidad de obtener respuesta a la carta del 25 de febrero, a la vez que manifestándole su voluntad de acogerse al canon 976 del Derecho Canónico que permite en situaciones extremas como la que estábamos viviendo, que también los sacerdotes con suspensión de sus ministerios puedan administrar los sacramentos a quienes lo necesiten. Barco informó en ese mensaje al cardenal que se ponía a disposición para visitar enfermos o contagiados. De hecho Barco atendió un sepelio, atendió a una moribunda y a sus familiares y viajó para celebrar un funeral bajo el amparo de este canon habiénsosele solicitado por parte de los fieles. Sin embargo, no había misericordia ni tiempo del cardenal para Barco, ni migajas que caigan de la mesa del rico para los perrillos. Barco, menos que un perro. Tampoco ese wasap tuvo respuesta alguna (ver documento 2).

DOCUMENTO 2/1

DOCUMENTO 2/2

Un correo - documento 3

El 25 de abril, Barco se dirige de nuevo a Omella por correo electrónico a través del secretario personal de Omella, mn. Marc Labori, rogándole Barco a Lavori que consulte con el cardenal sobre las dos comunicaciones previas de Barco, si le será posible responder alguna cosa a sus planteamientos (ver documento 3). Tampoco la carta al secretario surtió efecto. De tal palo, tal astilla.

******************************

Qué gran ejemplo de humanidad y de caridad hubiese sido que Omella respondiese o incluso recibiese a Barco, y se buscase una solución a este problema que hace aguas por todas partes y que con documentación en mano se demuestra que algo se hizo mal. Omella no puede afirmar que las acusaciones contra Barco venidas de Roma digan fundamentarse en la Diócesis de Alcalá mientras que al mismo tiempo la Diócesis de Alcalá, respondiendo a requerimiento judicial y ante un juez civil, declarase que nunca se ha recibido acusación alguna en ese obispado contra el Rvdo. Barco (ver documento 4). Y lo mismo afirmó el arzobispo de Zaragoza también por escrito ante el juez. Pero Omella contraviniendo toda evidencia y sin ningún pudor se mantiene en sus trece.

Qué oportunidad de oro ha tenido el cardenal Omella, y ha desperdiciado vilmente, cuando Barco ha izado bandera blanca y con todo respeto ha solicitado que se le ayude a solventar el terrible problema que recae sobre su persona.

Pero Omella solamente es Juez del Tribunal Supremo del Vaticano, y miembro de la Congregación de Obispos de la Iglesia Católica. Deben de ser pues cargos insuficientes para actuar con mano poderosa sobre este tema. ¿O será quizás que no le interesa al Sr. cardenal esclarecerlo?


Omella se contradice en sus discursos públicos. ¿Mentiroso compulsivo?

En la clausura de las Jornadas de la Asociación Española de Canonistas de 2019 el cardenal señaló que él no había estudiado, aunque se lo sugirieron, Derecho Canónico porque prefería el trabajo pastoral. Algunas de sus mejores frases en esa intervención contradicen in terminis su contundencia e impersonal trato despiadado al sacerdote Barco.

OMELLA, ¿ME QUIERES? - Dijo Omella en su discurso, como informaba la revista Vida Nueva:

Evangelizamos cuando aplicarnos el derecho al estilo de Jesús de Nazaret, porque a veces tenemos la tentación de pensar que tenemos la razón de todo. Y Jesús no aplicaba así las normas, el “se hace así porque soy el obispo o el párroco”. No, Jesús aplicaba humanidad y misericordia a la norma, sin rebajar el listón de la exigencia, pero con mucho cariño. Y ahí está el arte de hacerlo, que lo tiene el papa Francisco cuando aplica ese talante de pastor, que aunque no esté de acuerdo, no te acusa y te quiere. Es lo de Jesús, ‘vete y no peques más. Nadie te ha condenado. Yo tampoco’.

NO DESDE LA FRIALDAD DEL DERECHO DESVINCULADO... - Dijo también Omella unos apuntes personales de pastor para una buena praxis:

El derecho es para el hombre y no el hombre para el derecho; hay que dedicar tiempo a la escucha, hay que dejar hablar a la gente; recuerda que Jesús es nuestro mejor abogado, míralo y pregunta qué haría él en el caso que te ocupa; trabaja para que no se corrompa el sujeto; ponte en el lugar de la persona que tienes delante: acompáñala y trátala como te gustaría que hicieran contigo; la misericordia no es el “todo vale”, di la verdad, que libera, pero con amor; que tu despacho no sea nunca una sala de tortura, porque el canonista está llamado a apoyar la norma no desde la frialdad, sino desde la cercanía; un abogado y juez y un derecho que no sirven al ser humano, no sirven para nada…


AUDIO - Opinión de Roberto Ferrer sobre Omella: superficial, no se implica, saca pelotas fuera

TRANSCRIPCIÓN

Si, te dice un cuento... te cuenta una anécdota... o en mi pueblo se decía que pero... él [el cardenal Omella] siempre ha sido... la forma de actual de él así, como de poca... seriedad, !no sé! como con poca... no sé si iba a decir profundidad, también. Él siempre ha tenido una manera de ser de sacar adelante los asuntos que se le han presentado pero de una manera incomprometida y sin... Pero siempre ha sido así, y... el estar a todas las bandas en juego, pues, le ha llevado a esa situación de que con nadie se ha hecho enemigo acérrimo ni enemigo de verdad.
Es muy buen comunicador. A él le escribía las cosas más interesantes... se las escribía un sacerdote que murió, Edilio Mosteo. Era muy amigo con Juan José [Omella] y con José Alegre, el que fue Abad de Poblet. Con ellos estuvieron formando un equipo sacerdotal en la zona de bajo Aragón, y hablo de cuando se hicieron curas y, bueno, el que era no tanto el alma de trabajo porque él estaba enfermo, pero el alma de expresar el pensamiento teológico era Emidio Mosteo. [sobre la imputación todavía vigente en los juzgados de Barcelona] Esto lo relativizará todo. Él dirá que esto da palos al aire, que no tiene nada que ver con lo que dice, él nunca se implicará.
 PUEDE TAMBIÉN INTERESARTE:
   - OMELLA "EL MISERICORDIOSO"
   - LOS CARDENALES OMELLA Y STELLA AISLARON A SU PRESA ANTES DE FULMINARLA
   - OMELLA Y GERMÁN ARANA CONJUNTADOS PARA HUNDIR A M. A. BARCO. MOSSÈN BARCO, UN CABO SUELTO

_______________________________

Puedes pedir el libro en este enlace. Será muy bueno y de agradecer si cuando adquieras el libro y le hayas dado un vistazo, o tras leer unos capítulos o incluso después de leerlo entero, dejes un comentario de valoración. A los potenciales lectores que todavía no lo han adquirido les es muy útil este particular.