¿LAS VOCACIONES SACERDOTALES EN ESPAÑA EN MANOS DE UN PSICÓPATA? (y II)


El Padre Jesuita Germán Arana

En la primera parte de dos de esta Entrada, que puede revistarse aquí, calificábamos a Germán Arana de psicópata en el contexto genérico y exacto de la palabra. Nos ocúpabamos del caso de la rehabilitación al ejercicio ministerial de un sacerdote homosexual de la Diócesis de Alcalá - Isidro Maldonado Collado- tras fracasar en su relación de vida de pareja con su novio. Fue esta rehabilitación obra directa de Germán Arana, contra el parecer y a pesar de la prohibición de tres obispos de la diócesis. El precio: testimoniar a petición de Germán Arana contra D. Manuel Ureña, una década atrás ya, y cuyas acusaciones se han vuelto a utilizar en carta de Arana al Papa Francisco para defenestrar definitivamente a D. Manuel Ureña como arzobispo de Zaragoza. Así me lo cuenta una fuente confidencial que vivió de primera mano estos acontecimientos.


Germán Arana, la "manus longa" del cardenal Stella en España


En esta breve Entrada, parte dos de dos, traemos enlazada la nota que no propiamente artículo, vago pero con un dato importante, que ofrece el portal Religión Confidencial. Anuncia que se han enterado de la expulsión del sacerdocio de dos sacerdotes de la diócesis de Madrid en días recientes por acusaciones -ciertas o falsas, en este momento no lo sabemos- efectuadas por Germán Arana principalmente. Puede leerse la nota sin más referencias aparecida en Religión Confidencial haciendo clic en este enlace.

Sigue Arana un código de conducta propio y aislado de los códigos de conducta esperados, pero se lo cree de tal manera que lo aisla de los demás y pasa desapercibido. Un religioso jesuita que no se sabe por qué se encarga de la formación de obispos y seminaristas mientras que a todas luces necesita ayuda psicológica, y ser apartado de esta labor por el inmenso mal que está haciendo a las conciencias y la impunidad con la que actúa, protegido por el cardenal Stella.

Así, la nota del 21 de octubre de 2019, no firmada y poco valiente de Religión Confidencial y que puede leerse completa en el enlace ofrecido más arriba, comenzaba sin aclarar nada, así:

Las recientes medidas disciplinares que el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, ha tomado contra dos sacerdotes están causando sorpresa y malestar entre el clero madrileño. Un dato significativo de los procesos disciplinares, que llegan incluso a la suspensión “a divinis”, es la presencia en la investigación del jesuita P. Germán Arana, que cuenta en su haber con una serie de intervenciones, tanto en el Seminario Conciliar de Madrid como en el Redemptoris Máter, del Camino Neocatecumenal, que han causado no poca polémica.