top of page

"EXPEDIENTE OPUS DEI" (II). UNA ESCALADA DE ACUSACIONES PRECEDIDA POR UN ODIO VISCERAL

Actualizado: 18 sept 2023



“El pecado de hacerse el ciego es tan grave como el pecado de la corrupción descarada.”
BOYD HOLBROOK - Steve Murphy

ACTUALIZADO EL 26 DE SETIEMBRE DE 2022 23:58 horas


NOTA: Este contenido, central en nuestra investigación, está publicado en el Volumen II de nuestra obra, referenciado y enlazado a pie de este artículo. Constituye los capítulos 13 (El Caso Gaztelueta) y 14 (Campaña pro Omella de Cuatrecasas).


Seguimos con nuestra reflexión sobre el Caso Gaztelueta, recientemente reabierto en el ámbito canónico por indicación del papa Francisco, en esta segunda entrada de tres. Puedes leer la primera a través de este enlace, aquí.

Buena lectura.

Jacques Pintor

IMPORTANTE: para aportar cualquier información validable, que tengas o si conoces quien la tenga, escribe confidencialmente a jacquespintor@gmail.com Copyright @2022 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Twitter @jacquesplease. 
8.- Las acusaciones contra el profesor y contra el Colegio
9.- Carta del Profesor al Director y profesores de Gaztelueta
10.- El caso Gaztelueta y la Trama Maña: Arana y Omella galopan juntos
11.- Confusión en los planteamientos de la abogada Leticia de la Hoz también en su defensa de Arana ante la Justicia
12.- El enviado especial del Vaticano: cura, ex policía y Doctor en Teología ayuda al Opus Dei frente a Omella

Por Jordi Picazo, 
- periodista colegiado 15083 del Il.lustre Col.legi de Periodistes de Catalunya, España.
- Periodista Colegiado número 44399 del The Chartered Institute of Journalists, Reino Unido (primer colegio de periodistas que existió en el mundo).
- Miembro de la RNA, EE.UU, Religion News Association.
- Miembro de IARJ.

Miembro del equipo de investigación JacquesPintor.Com
8. Las acusaciones contra el profesor y contra el Colegio

El Colegio Gaztelueta a través de sus representantes mostraba las acusaciones contra el profesor y contra el colegio en su página web, siguiendo la política de transparencia:

En las declaraciones que ha ido realizando el joven a lo largo del tiempo se ha producido un agravamiento significativo de las acusaciones contra el profesor. Comenzaron con un ciberbullying que destapó un supuesto acoso escolar instigado por un profesor del que recibía maltrato emocional, y evolucionaron hasta convertirse en un caso de supuestos abusos y agresiones sexuales. El testimonio de más de medio centenar de personas —profesores, compañeros de clase y preceptuados del profesor— contradicen la versión del joven en lo relativo a los supuestos hechos realizados por el profesor de forma pública.
La familia Cuatrecasas, a través de diversos medios de comunicación, ha realizado graves acusaciones contra la dirección del colegio en la gestión del caso. También arremeten contra las instituciones y personas que no les han dado la razón a lo largo de este largo proceso. Al colegio le acusan de no haber colaborado con los organismos oficiales; de haber presionado a las instituciones judiciales; de haber encubierto al profesor; de haber amenazado a la familia en varias ocasiones; de haberse despreocupado por la situación del joven; de haber hecho público el caso de su hijo; de haber cambiado la versión de los hechos o de haber mentido, entre otras afirmaciones.

9. Carta del Profesor al Director y profesores de Gaztelueta

Como veíamos en la cronología que ofrecimos (ver en esta Entrada), el 27 de enero, el antiguo docente escribe una carta al director y profesores del colegio Gaztelueta en la que reitera su inocencia y muestra su sufrimiento por la situación que atraviesa el joven de la que él no es culpable.


Estimado Imanol:

Te escribo para pedirte que hagas llegar estas letras a los profesores del colegio y, si lo ves oportuno, a los padres. Ante todo, quería darles las gracias por todo el apoyo que recibo de ellos. El cariño de los que realmente me conocen me está sirviendo para sobrellevar esta dolorosa situación, a pesar de su dureza.

También les escribo esta carta ante la lectura que algunos medios han hecho del reciente auto de procesamiento y, en general, de todo este proceso. Como he dicho en todo momento y en todos los ámbitos en que ha sido oportuno, insisto en que no cometí los hechos de que se me acusa. (…)

Confío en poder defenderme en el juicio ya que, hasta ahora, apenas he podido hacerlo pues, por desgracia, el «sistema» es así y parece que la presunción de inocencia ya no existe. La verdad es que soy totalmente inocente. (…)

Evidentemente, sufro también por la situación del alumno, a quien siempre traté de ayudar en sus dificultades, al igual que a tantos otros. Pero yo no soy el culpable y no entiendo qué motiva las acusaciones. Me siento arrollado y atropellado por un tren que parece que nunca se vaya a detener. (…)

Me han despojado de la vocación profesional que amaba y que me hacía feliz, y desgraciadamente, sé que en este terreno no hay viaje de retorno. ¿Quién te cree cuando la opinión pública te condena de antemano? (…)

Termino, como te decía al principio, dándoos las gracias por las muestras de cariño recibidas de muchos padres y profesores del colegio que siguen confiando en mí. En estos momentos es lo que más agradezco, de verdad.

Hasta una próxima ocasión”.

(vid. Doc. 35 del libro referenciado más abajo)


10. El caso Gaztelueta y la Trama Maña: Arana y Omella maquinaban juntos

Nadie parece haberle prestado demasiada atención al caso Gaztelueta con relación al caso Barco. Germán Arana habría animado a la familia del colegio Gaztelueta a denunciar el caso, cosa que es bueno en sí mismo, pero veamos qué más hay.

¿Por qué Germán Arana animó a la familia Cuatrecasas a denunciar el caso de supuestos abusos en el Colegio Gaztelueta? ¿Qué relación tiene Germán Arana con esta familia? Vemos que hemos documentado ampliamente en el primer volumen de esta obra (verla en Amazon, enlazada más abajo) que Germán Arana prodiga un odio visceral al Opus Dei, y ello queda de manifiesto en su carta «marcándole el paso» al recién llegado arzobispo a Zaragoza a Don Vicente Jiménez, una vez consiguió Arana aplastar al anterior arzobispo Don Manuel Don Manuel Ureña Pastor. ¿Y, no podría ser que fuera la familia Cuatrecasas la que buscara a alguien experto en jaquear al Opus Dei bien jaqueado? Ciertamente, y queda probado en esta obra, es una asignatura pendiente de Germán Arana el jaquear al Opus Dei bien jaqueado.


11. Confusión en los planteamientos de la abogada Leticia de la Hoz también en su defensa de Arana ante la Justicia

El 29 de Junio de 2015, el joven Cuatrecasas –ya mayor de edad– interpuso una querella ante el Juzgado de Getxo contra el antiguo profesor por agresión, abusos sexuales y contra la integridad moral. Siendo su padre portavoz de la familia (esto es muy inusual), no aparece en los medios el denunciante y resulta que la abogada de la familia desde el principio es también la abogada que ahora defiende a Germán Arana ante su imputación ante los juzgados de Madrid por calumnias e injurias. Leticia de la Hoz es una abogada de un bufete VIP de la calle Serrano de Madrid, uno de los más caros de la capital de España.

La abogada que se quejaba de que le ocultaban información a la hora de investigar los supuestos delitos cometidos por un numerario del Opus Dei contra un menor, ahora alude al presunto «secreto» de las cartas delictivas para defender a Germán Arana ante los tribunales en Madrid. En el caso de la familia Cuatrecasas perseguía de la Hoz a un presunto abusador, ahora defiende a un abusador (Germán Arana, abusador psicológico, que vulnera el fuero interno de sus dirigidos espiritualmente, de tráfico de influencias clericales, abusador de conciencias -puede escucharse aquí un Audio de un clérigo buen conocedor de Germán Arana que expone sus métodos y su falta de escrúpulos).

Omella apoyó a la familia Cuatrecasas para averiguar la verdad: pide al Papa que, contra la praxis en la historia eclesiástica moderna, abra un expediente canónico a un laico. Tiene que representar mucho esto para Omella para poner toda la carne en el asador.


12. El Papa actuó por petición particular de Omella y sugerencia de Arana

El Papa Francisco actuó en el caso Gaztelueta, vamos viendo y queda cada vez más claro, por petición particular de Omella y sugerencia de Arana. Pero no, el Papa Francisco no es parcial como querrían algunos para llevar el agua a su propio molino, aun cuando, tras la petición personal de Omella el Papa dijo oído chef y llegó a felicitar las Navidades en una postal de su puño y letra a la familia prometiéndoles «todos sus soldados y carros blindados para esclarecer hasta el fondo el asunto» sin molestar al chico. Francisco firmó la felicitación navideña el 29 de Diciembre de 2014, un poco tarde, pero estaría ocupado o preocupado por el trauma de Monseñor Ureña, cuyo lío había sido filtrado a la Prensa hacía en ese momento 30 días. El Papa Francisco no es parcial, es un librepensador. Hasta el día en que supo que se había equivocado con monseñor Ureña, y no hizo nada. El Papa ha permitido la ejecución del arzobispo Ureña con su propio silencio.

Cuatrecasas padre confesó que la tarjeta de Navidad que les remite el Papa a la familia de la víctima fechada en 29 de Diciembre de 2014 en la Ciudad del Vaticano les ayudó mucho pero a pesar de sus buenas intenciones, cree que aún el Papa está rodeado por una curia que vive anclada en el pasado y pone como ejemplo declaraciones de obispos como Munilla, Cañizares e Iceta. Porque en el fondo, si atendemos a las actuaciones y declaraciones de Cuatrecasas padre nos damos cuenta de que se mueve por un inexplicado odio al Opus Dei.


13. El enviado especial del Vaticano: cura, ex policía y Doctor en Teología ayuda al Opus Dei frente a Omella

Y actuar, Francisco actuó, aunque el experto Papal enviado por Francisco mereció las críticas de la familia y de su abogada Leticia de la Hoz (ahora abogada también de Arana, explicábamos) en el pleito que tiene este jesuita ante los tribunales.

El Vaticano designó a Silverio Nieto Núñez, un sacerdote con una biografía muy peculiar, que en la actualidad es todavía el responsable del Servicio Jurídico Civil de la Conferencia Episcopal Española (CEE), cargo al que accedió en 2002. Pero no actuó en nombre del Episcopado, que no es competente en esta materia. Sus órdenes venían directamente de Roma.

El Vaticano envió un investigador especializado, un cura canonista (ex policía) al colegio Gaztelueta con muchísimos años de experiencia en estos temas, que no vio indicios de culpabilidad por parte del presunto abusador y en 2015 dan carpetazo pidiendo el Vaticano en nombre del Papa Francisco que se restituya el buen nombre del profesor, explicábamos más arriba.

Seguirá en las dos siguientes Entradas:
14.- Silverio Nieto
14.- El trabajo de Silverio Nieto
15.- Caso canónico cerrado
16.- Roma locuta, causa finita
17.- Un Periodismo encubridor
18.- Declaración de intenciones: Arana y Cuatrecasas quieren hacer desaparecer el Opus Dei
19.- Roma locuta, ¡causa reabierta! Ya no se puede contar con la presunción de inocencia

VER TAMBIÉN:



 

En el libro segundo de la trilogía (en preparación volúmenes 4 y 5, y nuevas ediciones de los anteriores) nos ocupamos del Caso Gaztelueta. Las referencias en esta Entrada de este Blog de nuestra página WEB (art.) hacen referencia a los artículos completos insertados en el apartado de documentación del libro. Puedes adquirirlo en Amazon, en formato electrónico y papel.

Puedes pedir el libro en este enlace.


COMENTA Y PARTICIPA EN LA CONVERSACIÓN EN

TWITTER - pincha en el pajarito para piar


DONAR A TRAVÉS DE PAYPAL Puedes querer considerar hacer un Donativo. Desde 1, a través del botón de Paypal más abajo. Los gastos para sostener la página WEB son cuantiosos