top of page

CARTA DE JACQUES PINTOR A OFICINA PREVENCIÓN ABUSOS DE ARAGÓN: CASO CURA GAY AHORA DIRECTIVO SALUD-ARAGÓN (4)

Actualizado: 20 mar


Rvdo. Javier Pérez Más, Director de la Oficina de Abusos Sexuales para las diócesis aragonesas

BOMBA INFORMATIVA. NOTA DE LA REDACCIÓN: Mientras preparamos un análisis exhaustivo sobre las repercusiones que este suceso podría tener para la Iglesia española, queremos destacar una noticia que ha captado la atención pública el día de hoy 8 de febrero de 2024. Se trata del recién nombrado Director de Sanidad para Calatayud, el ex cura López-Brea, cuya selección se realizó de manera directa.
	Les invitamos a explorar este enlace, donde encontrarán información detallada acerca de López Brea, quien fue visto regularmente en lugares de intercambio sexual poco antes de su ordenación. Este sacerdote ha descuidado las más de quince parroquias bajo su responsabilidad en Jaca mientras cursaba estudios de Derecho y realizaba prácticas en Zaragoza, además de aspirar a un puesto de auxiliar en el sistema de salud de Aragón. También hemos reportado previamente sobre la demanda interpuesta por el cura contra el periodista Jordi Picazo, en la que le exige dos años de prisión, una indemnización de 100.000 euros y una multa de 30.000 euros, suma que ha sido embargada, por revelar la doble vida de Vicente Jesús López-Brea Urbán. La defensa de López-Brea y la persecución legal contra el periodista estaban a cargo del conocido bufete Cremades Calvo Sotelo hasta hace poco. La juez encargada del caso, aludiendo a acusaciones de homofobia tanto contra la Iglesia como contra Picazo, emitió una orden para amordazar con el silencio al periodista y facilitar el ascenso de López-Brea en la administración pública mediante nombramientos directos. Continuaremos informando sobre este tema. Mientras tanto, el presidente de la Conferencia Episcopal el cardenal Juan José Omella, ha trasladado al obispo amigo del cura hipersexualizado y ahora Director de Sanidad de Calatayud, a monseñor Julián Ruiz Martorell, a una diócesis menor alejándolo de Huesca, para que no acuda llamado como testigo por el periodista Jordi Picazo a juicio. Igualmente, Omella cardenal ha mandado a otro testigo llamado por Picazo, monseñor Fernando Arregui ex rector del seminario de Zaragoza, a vivir y trabajar al Vaticano por el mismo motivo. No deja de ser curioso si no se explica por una maniobra de la Iglesia española corrupta y el PP, que el cura hipersexualizado y ordenado contra el Derecho Canónico, vaya a trabajar al lado de su amigo obispo. Monseñor Arregui advirtió a monseñor Julián Ruiz Martorell de que no podía ordenar a López-Rueda por su vida lujuriosa.
	También puedes leer esta Nota como Entrada en el Blog, con su particular documentación y fotografías de documentos, siguiendo este enlace, aquí.

Adjuntamos aquí la segunda carta de Jacques Pintor, dirigida al Director de la Oficina para la recepción de informes y denuncias de abusos sexuales de las diócesis de Aragón, bajo la dirección del Reverendo Javier Pérez Más. En esta oportunidad, el envío se realizó mediante correo certificado el 7 de octubre de 2021, tras no recibir respuesta al informe previamente enviado el 17 de septiembre de 2021, presentado como denuncia con el fin de prevenir futuros incidentes.

Recientemente, un sacerdote de la Diócesis de Huesca-Jaca ha presentado una denuncia contra su ex pareja, identificado como MR, por supuesta discriminación homofóbica y delitos contra su imagen. El sacerdote, conocido como D. XYZ, ha sido objeto de controversia, ya que el obispo de Huesca-Jaca, Julián Ruiz Martorell, estaba al tanto de sus inclinaciones homosexuales. Varios sacerdotes de Zaragoza, incluyendo al actual Rector del Seminario y Juez de la Rota, D. Fernando Arregui, habían expresado preocupaciones sobre la idoneidad de D. XYZ para el sacerdocio, dada su homosexualidad activa.

Buena lectura. Jacques Pintor

EN ESTA ENTRADA:
1.- Carta de Jacques Pintor al Director de la Oficina para la recepción de informes y denuncias de abusos sexuales de las diócesis de Aragón
1. Carta de Jacques Pintor al Director de la Oficina para la recepción de informes y denuncias de abusos sexuales de las diócesis de Aragón

A pesar de los avisos, Julián Ruiz Martorell decidió ordenarlo, en una acción que contradice el Código de Derecho Canónico, lo que plantea dudas sobre la legalidad y legitimidad de dicha ordenación. Este sacerdote también ha denunciado al periodista Jacques Pintor por revelar esta situación, que según él, compromete la integridad de aquellos a quienes el sacerdote debe atender, y a su ex pareja, quien fue fuente de información para Pintor.



TRANSCRIPCIÓN:

Jacques Pintor

Madrid

Sr. D. Javier Pérez Mas Director de la Oficina para la recepción de informes y denuncias de abusos sexuales de las diócesis de Aragón Arzobispado de Zaragoza Plaza de la Seo, 5 50001 Zaragoza

Distinguido Sr. D. Javier Pérez Mas, Tras mi carta incontestada dirigida por correo electrónico a su oficina y al obispo de Huesca-Jaca el día 17 de setiembre de 2021, tengo ahora el gusto de escribirle de nuevo para hacerle llegar esa misma carta por correo certificado a su nombre y a sus oficinas, acompañada de este saludo y ampliación documental que aquí cito. Releyendo lo que la institución en la que usted ocupa un cargo tan sensible como es el de la atención a víctimas de abusos sexuales por parte del clero y de la ciudadanía si hubiese lugar, además de la prevención de tales abusos no puedo más que recordar lo que la Iglesia católica asevera en la persona del papa Francisco así como de los demás papas, en el libro “La fuerza de la vocación”, publicado el 3 de diciembre de 2018 por Publicaciones Claretianas:

«La cuestión de la homosexualidad es una cuestión muy seria que hay que discernir adecuadamente desde el comienzo con los candidatos, si es el caso. Hemos de ser exigentes. En nuestras sociedades parece incluso que la homosexualidad está de moda y esa mentalidad, de alguna manera, también influye en la vida de la Iglesia».

El Portal de Internet Periodistadigital.com recogía estas palabras del papa Francisco con respecto a este tema que afecta a las personas que acuden a la Iglesia en busca de pan, y en palabras de Jesucristo no hay que darles una serpiente en su lugar. La ocasión del artículo citado de la edición digital de 27 de noviembre de 2018 de este Portal, y que le adjunto en documento, es el avance del libro antes mencionado, “La fuerza de la vocación. La vida consagrada hoy”, que recoge la conversación del papa Francisco con el clérigo Fernando Prado. Y los párrafos que avanza en exclusiva este artículo, palabras del papa Francisco, son «“El ministerio o la vida consagrada no es el lugar (de los homosexuales)”. Bergoglio reconoce que la homosexualidad “es una realidad que no podemos negar”», y amplía la información incidiendo en lo que la Iglesia Católica predica, al hilo de las preguntas de Fernando Prado:

«¿Hay límites que no se deben tolerar en la formación? “Evidente. Cuando hay candidatos con neurosis y desequilibrios fuertes, difíciles de poder encauzar ni con ayuda terapéutica, no hay que aceptarlos ni al sacerdocio ni a la vida consagrada. Hay que ayudarlos a que se encaminen por otro lugar, no hay que abandonarlos. Hay que orientarlos, pero no los debemos admitir. Tengamos en cuenta siempre que son personas que van a vivir al servicio de la Iglesia, de la comunidad cristiana, del pueblo de Dios. No olvidemos ese horizonte. Hemos de cuidar que sean psicológica y afectivamente sanos”. No es un secreto que en la vida consagrada y en el clero también hay personas con tendencias homosexuales. ¿Qué decir de esto? “Es algo que me preocupa, porque quizá en un momento no se enfocó bien. En la línea de lo que estamos hablando, te diría que tenemos que cuidar mucho en la formación la madurez humana y afectiva. Tenemos que discernir con seriedad y escuchar la voz de la experiencia que también tiene la Iglesia. Cuando no se cuida el discernimiento en todo esto, los problemas crecen. Como decía antes, sucede que en el momento quizá no dan la cara, pero después aparecen. (…) “Tuve aquí a un obispo algo escandalizado que me contó que se había enterado de que en su diócesis, una diócesis muy grande, había varios sacerdotes homosexuales y que había tenido que afrontar todo eso, interviniendo, antes que nada, en la formación, para formar otro clero distinto. Es una realidad que no podemos negar. En la vida consagrada tampoco han faltado casos. Un religioso me contaba que, de visita canónica a una de las provincias de su congregación, se había quedado sorprendido. Él veía que había buenos chicos estudiantes y que incluso algunos religiosos ya profesos eran gays. “Él mismo dudaba de la cuestión y me preguntó si en ello había algo malo. ‘En definitiva -decía él- no es tan grave; es tan solo expresión de un afecto’. Esto es un error. No es solo expresión de un afecto. En la vida consagrada y en la vida sacerdotal, ese tipo de afectos no tienen cabida. Por eso, la Iglesia recomienda que las personas con esa tendencia arraigada no sean aceptadas al ministerio ni a la vida consagrada. El ministerio o la vida consagrada no es su lugar. A los curas, religiosos y religiosas homosexuales, hay que urgirles a vivir íntegramente el celibato y, sobre todo, que sean exquisitamente responsables, procurando no escandalizar nunca ni a sus comunidades ni al santo pueblo fiel de Dios viviendo una doble vida. Es mejor que dejen el ministerio o su vida consagrada antes que vivir una doble vida».

Con respecto a la carta que le remití, no he recibido contestación de su oficina, le comentaba, lo que no alcanzo a comprender, al tratarse de un asunto de tanta gravedad, en boca de todos de nuevo esta semana por los espantosos abusos de décadas en la Iglesia francesa que figuran en un informe. El mismo presidente de la Fundación Pablo VI, el padre jesuita Federico Lombardi agradece el informe y lo ensalza incluso, refiriéndose a él como a un documento que permitirá a la Iglesia Católica ponerse en camino para acabar con esta lacra. Tengo para mí que el no contestar a mi carta con pruebas incontestables sobre las andanzas sexuales contra natura de un sacerdote recién ordenado por su obispo a sabiendas de todo ello, es diametralmente opuesto a las promesas y propósitos de la CEE y la petición del papa Francisco, vaciándolas de sentido y de toda credibilidad. Ya dejándole a usted con su propia responsabilidad, vuelvo a mandarle la carta fechada el 15 de setiembre y enviada por correo electrónico el 17 de setiembre, en la que le hacía una pregunta al Sr. Obispo de Jaca sobre el acato de la Diócesis de Jaca a la ley sobre las personas que atienden a menores, entre ellos D. XYZ, que trabaja en la Diócesis de Huesca-Jaca mientras este sacerdote habría estado llevando —atendiendo a las pruebas cotejables con testigos que lo atestiguarán— una vida sexual de desenfreno y contra natura según testimonios gráficos y personales, repito una vez más. La pregunta la hago extensible a Usted como director de la Oficina de atención Oficina para la recepción de informes y denuncias de abusos sexuales de las diócesis de Aragón: si D. XYZ presentó —antes de ser asignado por su obispo a la atención de los menores que forman parte de las múltiples comunidades parroquiales— el certificado negativo previsto por ley española de delitos relacionados con abusos sexuales. Le pregunto esto como periodista y puede amablemente responderme al correo electrónico o a la dirección postal en el membrete de esta carta.

ENTRA EN VIGOR LA NUEVA LEY DE PROTECCIÓN A LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA. En la carta que recientemente le envié citaba (y adjuntaba) la Ley de 28 de julio de 2015 DE MODIFICACIÓN DEL SISTEMA DE PROTECCIÓN A LA INFANCIA Y A LA ADOLESCENCIA, y ahora le adjunto la NUEVA LEY que entró en vigor hace poco más de tres meses (25 de junio de 2021, publicada en el BOE a 5 de junio de 2021), o LEY ORGÁNICA 8/2021, DE 4 DE JUNIO, DE PROTECCIÓN INTEGRAL A LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA FRENTE A LA VIOLENCIA, que enfatiza lo que le señalaba como relevante al caso que tengo a bien denunciarle en estas líneas, viniendo a decir que,

–Cualquier profesional que tenga contacto con un menor de edad, no puede haber sido condenado por sentencia firme por delito contra la libertad e indemnidad sexual. Y así lo deberá acreditar el profesional. –La víctima tiene más tiempo para denunciar a la persona que le causó el daño, pues el plazo empieza a contar cuando cumple 35 años. –La ley agrava las penas y endurece las medidas en los delitos referidos a la indemnidad y libertad sexual hacia menores de 16 años, como resume el bufete de abogados especialistas en Derecho Canónico Bouza-Rucosa, en lo que atañe a este tema.

El artículo 14 de esta misma nueva ley señala la obligación de denuncia por la ciudadanía ante cualquier signo, indicio o presunción de situaciones de violencia hacia la infancia (Artículo 14). Es por ello que si no recibiera una respuesta acorde con la gravedad de la información que le muestro en esa carta, me veré obligado —so pena de ser yo mismo denunciado por tener conocimiento de esta irregularidad grave y no ponerla en conocimiento de la justicia civil— a formalizar una denuncia canónica y civil, siempre por el bien común y en defensa de los menores que se ven abocados a un riesgo en su integridad moral y física, con el agravante de ocultación de ese riesgo por parte de la Diócesis, a tenor de lo que reza la nueva «Ley de protección de la infancia y la adolescencia» de 2021, así como las prescripciones de la iglesia Católica en España. En mi carta de 17 de setiembre fechada el 15 de setiembre, también le mencionaba que sería trágico que el caso D. XYZ se convirtiese en otro «caso Amadeo Elcoso», con su trágica derivación en la tragedia del ex diácono homosexual Daniel Peruga y la consecuente expulsión del arzobispo D. Manuel Ureña por el papa Francisco. Le adjunto la crónica de la Prensa sobre la expulsión de monseñor Ureña por presuntamente «tolerar la homosexualidad en su diócesis» y la acusación contra el arzobispo de Santiago de Compostela por ordenar a dos varones supuestamente homosexuales y pareja entre ellos. ¿Es por eso tal vez por lo que se desaconsejó la entrada en el seminario de MR, antiguo novio de D. XYZ? Hay que recordar también, y no olvidar, que siendo D. XYZ seminarista admitido en Zaragoza para el curso 2014-2015, abandona el seminario a finales de junio de 2015 cuando ya se había expulsado a D. Manuel Ureña presuntamente por los motivos mencionados más arriba. Entra dentro de la lógica de lo razonable que viendo D. XYZ que su situación era susceptible de crear alarma, marcha a un segundo seminario, el Seminario Castrense. Tras salir de ese seminario en condiciones no aclaradas, fue admitido en el seminario de Jaca. D. Julián Ruiz Martorell ya conocía a D. XYZ perfectamente y conocía también su homosexualidad y la inestabilidad de su carácter y ánimo, personalmente y porque se lo recordaron antes de la ordenación. Con respecto a la salida del Seminario Castrense, D. XYZ dice por un lado que no pasó las pruebas físicas; también dice a otras fuentes que con su director espiritual discernieron que el ejército no era su cauce para su vocación; sin embargo, otras fuentes dicen que no se le dejó continuar, y que se redactó un informe desfavorable, como fue el caso de Daniel Peruga en el Colegio Eclesiástico Bidasoa, aunque admitido Peruga contra ese informe por el Rvdo. Gracia Losilla, para escándalo del siguiente rector Alfonso Palos. Esta historia se está repitiendo, ya que D. Julián Ruiz Martorell fue informado sobre D. XYZ negativamente por el mismo Rvdo. Fernando Arregui y por el Rvdo. Antonio Más, hombres relevantes en la Iglesia de Zaragoza, de la que procede el mismo obispo de Jaca de hoy. Quiero hacer notar (adjunto copia de pantalla) que envié también el contenido de la carta fechada el 15 de setiembre a través del formulario de la página web de la Diócesis de Jaca, no habiendo recibido contestación en tres semanas, mientras que prometen «contestaremos lo antes posible», lo que hace pensar que su actitud refleja una falta de Compliance con las normas de transparencia que se implementan en la Iglesia Católica hace ya tiempo. Y tratándose de un tema tan grave resulta alarmante. Sin más, y con mis mejores deseos de éxito en su gestión de la Oficina a usted encomendada por la Iglesia que peregrina en Aragón, y en su vida personal, Reciba mi atento saludo, Firmado, Jacques Pintor, periodista colegiado, Il.lustre Col.legi de Periodistes de Catalunya, núm.. 15083; The Chartered Institute of Journalists, UK núm. 44399. Nombre profesional registrado en ALCS Authors' Licensing & Collecting Society, UK, Jacques Pintor : PICAZOJ001 En Madrid, a 7 de octubre de 2021, fiesta de Nuestra Señora del Rosario


DOCS. ADJUNTOS:

ASÍ, LOS DOCUMENTOS ADJUNTOS SON los enviados por correo electrónico el día 17 de setiembre de 2021, que siguen a los tres anexos a esta carta, UNO, DOS, TRES y CUATRO.


UNO -primera página del BOE en la que se inscribe la nueva Ley de defensa de la Infancia y la Adolescencia publicada el 5 de junio de 2021. Página 1 de los Docs. anexos

DOS -artículo citado de la edición digital de Periodistadigital.com, citando al papa Francisco y las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre la homosexualidad, de 27 de noviembre de 2018. Ibídem, p. 2

TRESartículo en la Prensa sobre la expulsión de monseñor Ureña por presuntamente “tolerar la homosexualidad” en su diócesis Ibídem, pp. 3 - 6

CUATRO - copia de pantalla del envío de la misma información de 17 de setiembre a través del formulario de contacto de la página WEB de la Diócesis de Jaca. Ibídem, p. 40

DOCS.1 a 8: conversación en WhatsApp sobre relaciones sexuales entre D. XYZ y uno de los participantes, Charlie. El otro interlocutor es un exnovio de López-Brea. Verano de 2014. D. XYZ era mayor de edad (18 a.) [LA PÁGINA 14 muestra una conversación entre D. XYZ y su exnovio ahora denunciado: D. XYZ confirma que conoce muy bien la situación que llevó a la expulsión de monseñor Ureña, a diferencia de lo que dice en la conversación de Chat conmigo, donde asevera que no sabe nada de eso no conoce a los fautores. Ello confirma que habitualmente afirma una cosa a unos y la niega a otros). Ibídem, pp. 7-14

DOCS. 9 y 10: carta certificada enviada por MR a D. Julián Ruiz Martorell el 3 de setiembre de 2021, y recibo de envío Ibídem, pp. 15-18

DOCS. 11 a 13: Artículo-Testimonio de D. XYZ en “Iglesia de Aragón”, más la foto en el artículo, y otra foto recién ordenado de diácono. Muestra la cara tristeza de López-Brea un estado presuntamente de desvinculación de lo que le está pasando, cuando se trata del momento más importante de su vida, y que queremos relacionar con una de las 15 enfermedades de la curia que denuncia el papa Francisco: «12. El mal de la cara fúnebre. Es decir, el de las personas rudas y sombrías, que creen que, para ser serias, es preciso untarse la cara de melancolía, de severidad, y tratar a los otros – especialmente a los que considera inferiores – con rigidez, dureza y arrogancia. En realidad, la severidad teatral y el pesimismo estéril [12] son frecuentemente síntomas de miedo e inseguridad de sí mismos. El apóstol debe esforzarse por ser una persona educada, serena, entusiasta y alegre, que transmite alegría allá donde esté. Un corazón lleno de Dios es un corazón feliz que irradia y contagia la alegría a cuantos están a su alrededor: se le nota a simple vista. No perdamos, pues, ese espíritu alegre, lleno de humor, e incluso auto irónico, que nos hace personas afables, aun en situaciones difíciles.[13] ¡Cuánto bien hace una buena dosis de humorismo! Nos hará bien recitar a menudo la oración de santo Tomás Moro:[14] yo la rezo todos los días, me va bienIbídem, pp. 19-21

DOCS. 14 Y 15: Transcripción del chat en que se mandan mensajes de amor D. XYZ y su novio de aquel momento, y foto de ese chat en Internet. Ibídem, pp. 21 bis y 22

DOC. 16: ENTRADA EN EL BOLETÍN OFICIAL DEL ESTADO, sobre certificados negativos relacionados con delitos sexuales para todos aquellos que trabajen con menores. Ibídem, p. 23

DOC. 17: conversación que dejó de ser privada por utilizarla D. XYZ para emitir una denuncia contra su ex novio. Participan López-Brea y el periodista Jacques Pintor. Ibídem, pp. 24 - 31

DOC. 18: VÍDEO EN EL QUE SE VE A D. XYZ ebrio y haciendo escarnio de su obispo, en la fiesta posterior a su 18 cumpleaños y a dos meses de ser admitido por ese mismo obispo monseñor Ureña en su seminario.

Copyright @2023 JACQUES PINTOR Cualquier cita de este artículo debe hacer referencia directa a esta entrada, a este Blog y al autor Jacques Pintor. Para aportar información escribir a jacquespintor@gmail.com, Twitter @jacquesplease 

COMENTA Y PARTICIPA EN LA CONVERSACIÓN EN



TWITTER - pincha en el pajarito para piar


 

Puedes pedir el TERCER volumen de la obra en este enlace.

DONAR A TRAVÉS DE PAYPALPuedes querer considerar hacer un Donativo. Desde 1, a través del botón de Paypal más abajo. Los gastos para sostener la página WEB son cuantiosos, e incluyen el servicio jurídico para defender este trabajo de las querellas que interpongan aquellas personas que denunciamos en esta investigación colegiada, de cuyo archivo por parte de la Justicia en favor del periodismo libre iremos dando buena cuenta.

Comments


LAST ENTRIES

  • Facebook
  • Pinterest
  • Instagram
  • Twitter
  • YouTube
bottom of page